Carlos Alcaraz, tras ganar el partido de semifinales del Abierto de EE UU. / Afp

Alcaraz: «Veo el número uno cerca, pero a la vez muy lejos»

«Tendré que controlar los nervios en mi primera final de Grand Slam», reconoce el tenista murciano

COLPISA

Carlos Alcaraz era un hombre emocionado pero con los pies en la tierra, o mejor en el cemento de Flushing Meadows, tras meterse en su primera final de Grand Slam en el Abierto de Estados Unidos: «Lo vivido es increíble. En las semifinales hay que darlo todo, pelear hasta la última bola, da igual si llevas peleando cinco horas o seis», aseguró el tenista murciano, tras la extenuante batalla con Frances Tiafoe de cuatro horas y dieciocho minutos. El tenista español, que se ha metido en la final después de jugar a cinco sets en octavos, cuartos y semifinales, reconoció que «han sido tres partidos muy largos, muy exigentes, de gran desgaste físico y mental».

Este domingo tiene la posibilidad de ganar al mismo tiempo su primer Grand Slam y colocarse en lo más alto del ránking ATP, como número uno del mundo. «Es increíble poder luchar por cosas grandes, estar en una final de Grand Slam. Veo cerca el número uno pero al mismo tiempo está muy lejos. Él (Ruud) jugó la final en Roland Garros, esta es mi primera vez... voy a darlo todo, voy a tener que templar los nervios de estar en una final, pero estoy muy contento, voy a disfrutar el momento y a ver qué pasa», reconoció el murciano.

Carlos Alcaraz sabe que está ante un momento histórico y que la final será difícil no solo por el rival. «Tendré que controlar los nervios en mi primera final de Grand Slam, pero por supuesto estoy muy contento y voy a disfrutar cada momento. Veremos qué pasa». El tenista de El Palmar bromeó incluso sobre su capacidad para manejarse en la lengua de Shakespeare, aunque se centró en la hinchada de su país.

«Mi inglés está mejorando, pero qué decir de todos los españoles que me siguen aquí. Hay aquí mucha gente viene de España, mucha gente que viene de todo el mundo para animarme y estar conmigo en este momento tan especial para mí. Tres partidos a cinco sets suponen un gran cansancio, pero tengo fuerzas gracias a vosotros que me animáis cada punto y cada bola. Esta final es tanto para mi familia para mi equipo y para mí como para todos vosotros. Muchas gracias». finalizó ante una pista central entregada al al murciano.