Borrar
Directo Poli Suárez pide la ministra de Educación que se permita un nuevo proceso de estabilización
Novak Djokovic besando su décimo Abierto de Australia REUETRS
Djokovic agiganta su leyenda en Australia
Final

Djokovic agiganta su leyenda en Australia

El serbio conquista su décimo título en Melbourne tras superar en tres mangas a Tsitsipas, iguala los 22 Grand Slams de Nadal y vuelve al número uno

antonio garrido

Madrid

Domingo, 29 de enero 2023, 08:16

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Novak Djokovic volvió a hacer historia en Melbourne. El tenista serbio escribió de nuevo su nombre en letras de oro al conquistar su décimo Abierto de Australia tras vencer a Stefanos Tsitsipas en tres mangas (6-3, 7-6 y 7-6). Un encuentro de trámite y dominado de principio a fin por el tenista de Belgrado, que ha disputado diez finales en Australia y ha ganado todas, dejando un aura de invencible que se volverá a ver en ningún jugador.

Ni siquiera Rafa Nadal en la Phillipe Chatrier de Roland Garros tiene una estadística tan demoledora como Djokovic en la Rod Laver Arena. El serbio además será número uno del mundo desde hoy en detrimento de Carlos Alcaraz, que bajará hasta la segunda posición del ranking. Tsitsipas, que también se jugaba el número uno, se coloca tercero.

Con la consecución del torneo en tierras australianas, Djokovic iguala a Rafa Nadal en número de Grand Slams, con 22. Para el serbio, el desglose de grandes se compone de diez Abiertos de Australia, siete trofeos de Wimbledon, tres en el US Open y dos en Roland Garros. En cambio, el español cuenta con 14 Roland Garros, cuatro US Open, dos Wimbledon y dos Abiertos de Australia.

La lucha por ser el mejor de la historia está en su punto álgido, con ambos tenistas en el ocaso de su carrera y con la mirada puesta en los próximos Grand Slams, que serán decisivos para conocer de qué lado se decanta la balanza. Lejos queda ya el que para algunos ha sido el mejor tenista de la historia, Roger Federer, que con sus 20 Grand Slams se sitúa en el tercer escalón del podio en cuanto a grandes torneos se refiere.

Para Nadal, las principales opciones de agrandar su vitrina de Grand Slams pasan por Roland Garros, pero para ello debe recuperarse físicamente de su lesión en el psoas ilíaco, algo por desgracia normal para el balear, que ha tenido que lidiar muchas veces con esta situación en una carrera que se ha visto lastrada por las molestias físicas.

Mientras que Djokovic, físicamente mejor y con la inyección de moral que supone conquistar su décimo Abierto de Australia, tiene grandes opciones en Wimbledon y en el US Open, donde será el máximo favorito, sin quedar fuera de la ecuación en Roland Garros, donde ha ganado en dos ocasiones. El serbio, un año menor que Nadal y menos mermado en el aspecto físico, tiene todo de cara para acabar su carrera como el tenista con más Grand Slams en sus vitrinas y por tanto, ser considerado como el mejor de todos los tiempos, al menos en lo numérico.

Su 22º Grand Slam llega para Djokovic tras su año más complicado como tenista, sobre todo fuera de las canchas. El serbio no disputó el Abierto de Australia 2022 al ser deportado del país por no estar vacunado contra la Covid-19. En un primer momento se le otorgó una exención médica, pero a su llegada a Melbourne fue retenido y posteriormente deportado por motivos sanitarios. Djokovic llegaba a ese torneo también como máximo favorito al título. Caprichos del destino, ese Abierto de Australia lo acabó conquistando Rafa Nadal. Tampoco participó en el US Open ganado por Carlos Alcaraz por el mismo motivo.

Final descafeinada

Con la lucha por los Grand Slams y el número uno del mundo en juego, Djokovic, de menos a más en el torneo, saltaba a la Rod Laver Arena sin el aparatoso vendaje en el muslo izquierdo que le ha acompañado durante todo el campeonato, en una posible declaración de intenciones de que esas molestias en el isquiotibial no serían excusa para no ir con todo a la final. No tardó el serbio en romper el servicio de Tsitsipas. En el cuarto juego del primer set consiguió arrebatarle el saque y mantuvo esa ventaja para llevarse la primera manga por 6-3.

El segundo set fue distinto. El griego subió el nivel y se decidió todo en el 'tie-break', donde Djokovic, que tuvo algunas dudas e incluso salvó dos bolas de set para el heleno, estuvo más acertado para llevarse la segunda manga y encarrilar la final a su favor. Tsitsipas, que tuvo sus opciones, volvió a fallar en el aspecto mental cuando podía agarrarse al encuentro.

El tercer parcial siguió los derroteros del segundo, con ambos tenistas muy sólidos con su servicio y pocos errores no forzados. Se volvió a decidir en otro 'tie-break' en el que de nuevo Djokovic superó a Tsitsipas en el aspecto psicológico para cerrar la final en menos de tres horas. Es la segunda final de Grand Slam que pierde el heleno ante el serbio y el balance entre ellos queda en 11-2 a favor del tenista de Belgrado.

En total, 28 victorias consecutivas para Djokovic en Australia e invicto en el primer Grand Slam del año desde 2018. Un dato que resume la hegemonía oceánica del serbio, que tiene en su mano ser el tenista más laureado de la historia.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios