Rafa Nadal, en conferencia de prensa en Wimbledon. / efe

Masters 1.000

Nadal vuelve dos meses después

El balear disputa esta semana el torneo de París-Bercy, uno de los dos últimos que jugará antes del final de temporada, en el que también está Alcaraz

ENRIC GARDINER

El parón competitivo de Rafa Nadal llega a su fin. El tenista balear frenó su temporada, tras la derrota en los cuartos de final del US Open, por su cercana paternidad. Dejó el deporte a un lado para centrarse en el nacimiento de su primer hijo y solo hizo un alto en el camino para acompañar a su amigo Roger Federer en su despedida en la Laver Cup. Una vez que ha sido padre, Nadal ha descolgado la raqueta y, tras varios entrenamientos en su academia en Manacor, ha viajado a París, para disputar uno de los dos torneos que le quedan antes de echar cierre a la temporada.

El Masters 1.000 de París-Bercy, uno de los dos que Nadal nunca ha ganado, junto a Miami, es la penúltima parada del balear, antes de jugar las Finales ATP de Turín y de irse de gira a Sudamérica junto a Casper Ruud para jugar varias exhibiciones. Nadal llega a la capital francesa como número dos del mundo, a 880 puntos de Carlos Alcaraz, que también juega en París, y con la posibilidad de superar al muciano en lo que resta de campaña. Hay 2.500 puntos en juego entre París (1.000) y Turín (1.500) y Nadal no defiende nada de 2021 y Alcaraz solo 90. Mientras que Alcaraz persigue acabar el año por primera vez como el mejor del mundo, para Nadal sería la sexta vez, lo que le colocaría a la altura de Pete Sampras y a una de las siete que posee Novak Djokovic, líder en solitario de esta estadística. Nadal debutará el miércoles contra el ganador del partido entre Roberto Bautista y Tommy Paul, y podría encontrarse en octavos con Denis Shapovalov o Pablo Carreño, en cuartos con Stefanos Tsitsipas, y en semifinales con Djokovic, que ha ganado aquí en seis ocasiones.

Alcaraz entra en París-Bercy como el número uno del mundo, siendo este el tercer torneo ATP en el que lo luce, tras Astaná y Basilea. El recuerdo de la ciudad suiza es amargo, después de ganar tres encuentros seguidos por primera vez desde su conquista del US Open, pero con una dura y amplia derrota ante Felix Auger-Aliassime en semifinales. El canadiense, que también le venció en la Copa Davis, acumula trece triunfos seguidos y tres títulos consecutivos, por lo que es uno de los tenistas más peligrosos del momento.

Alcaraz también debuta el miércoles

Alcaraz también debutará el miércoles, contra Yoshihito Nishioka, que venció en dos sets a Aslan Karastsev. El hombre que más amenaza el cuadro de Alcaraz es Daniil Medvedev, que desbancó este lunes a Casper Ruud como tercer mejor tenista del mundo y que podría verse con el murciano en semifinales. El ruso, tras su retirada en semifinales de Astaná, no falló en Viena y logró el decimoquinto título de su carrera. El ruso defiende 1.590 puntos de aquí hasta final de campaña y sus opciones de volver al número uno son escasas. Necesitaría ganar en París-Bercy y finalizar invicto el torneo de maestros de Turín.

Sí quedan en juego dos plazas para la joya de la corona de la ATP. Alcaraz, Nadal, Ruud, Medvedev, Djokovic y Tsitsipas ya se han clasificado para la Copa de Maestros y Auger-Aliassime, Andrey Rublev, Hubert Hurkacz y Taylor Fritz se jugarán en París los últimos dos huecos.

Muchas miradas están puestas también en Djokovic, que suma nueve triunfos consecutivos que le reportaron los títulos de Tel Aviv y Astaná y que ha pasado la temporada más extraña de su carrera. El serbio aparece en París como sexto cabeza de serie y debutará contra Diego Schwartzman o Maxime Cressy.