Carlos Alcaraz, durante su primer y único partido en Montreal. / efe

Masters 1.000 de Canadá

Alcaraz se estrella en su debut en Montreal

El murciano, que partía como segundo favorito, cayó ante Paul en un duelo salpicado de altibajos en el que fue de más a menos

ENRIC GARDINER Madrid

Después de dos finales consecutivas perdidas sobre arcilla, Carlos Alcaraz se estrelló este miércoles en su debut en el Masters 1.000 de Canadá en superficie rápida, al caer ante el estadounidense Tommy Paul (número 34 del mundo) por 6-7 (4), 7-6 (7) y 6-3. Alcaraz partía como segundo cabeza de serie en Montreal, pero con muchas dudas e irregularidad a lo largo de todo el encuentro, el joven jugador murciano no pudo mostrar sus credenciales de favorito. En un duelo salpicado de altibajos en el que Alcaraz fue de más a menos, el estadounidense remontó y dio la gran sorpresa para eliminar a las primeras de cambio al español, cuyo estreno en la gira americana resultó decepcionante.

Dominó Alcaraz con autoridad el primer 'tie break' y reaccionó sin éxito en la segunda manga, en la que tampoco pudo evitar otra muerte súbita. En el set definitivo el murciano sí fue ya sobrepasado por la ambición y empuje del valiente Paul. Esta vez Alcaraz no respondió cuando se vio en situación crítica y se despidió con amargura del torneo canadiense. Salvó Alcaraz cuatro bolas de partido con 5-2 y 5-3 a favor de Paul en el último set, pero el estadounidense no acusó la presión en la quinta de la que dispuso para cerrar un partido que duró tres horas y 20 minutos.

Alcaraz tenía la victoria encarrilada, porque llegó a ponerse 1-4 por delante en la segunda manga, pero padeció al no entrarle el primer saque y Paul llegó a remontar hasta el 5-4. Entonces, en una fase tan complicada, llegó el momento de dar un paso al frente, aunque Alcaraz careció de consistencia en su juego para sentenciar. De dominado Alcaraz pasó a ser entonces dominador, pero sin continuidad en su tenis. Tras las decepciones sufridas en las finales de Hamburgo y Umag el juego y la fortaleza mental del español no estuvieron al nivel que se esperaba ante un rival inferior.

El actual número cuatro de la clasificación ATP, que aspiraba en Montreal a su quinto título del año y a acercarse al número uno antes de la gran cita del US Open, estrenó la gira previa al último Grand Slam de la temporada con un inesperado y doloroso tropiezo. El choque pudo habérsele complicado aún más en la primera muerte súbita, pero ahí no dio opciones a Paul. Una vez asegurado el primer set, Alcaraz quiso poner pronto tierra de por medio, pero se fue desinflando. Después de que el estadounidense tuviese que rendirse ante el potencial de golpes y despliegue del tenista de El Palmar, Paul se aprovechó de la desconexión del murciano para obligar a Alcaraz a un esfuerzo extra que el español no culminó con éxito, pese a su carácter.

Inconsistencia

En el que fue su partido número 50 de la temporada, en la que se ha confirmado como la gran sensación tras escalar desde el puesto 32 del ranking mundial al 'top 4', muy cerca ya de Rafa Nadal, ausente en Montreal, Alcaraz no pudo crecer en autoestima ante Paul. Tiene el estadounidense un solo título en su carrera, pero no se arrugó, trató de tú a tú a Alcaraz y fue mejor que él en un duelo con bastantes más sombras que luces del español.

Nunca había disputado Alcaraz el Masters 1.000 de Canadá, como tampoco se había enfrentado nunca a Paul, y para su estreno se reservó la pista central del torneo. Sin embargo, el español alternó en escenario tan privilegiado momentos de buen juego y de mucha inconsistencia, especialmente con su saque. Después de jugar al golf durante el pasado fin de semana junto a su entrenador, Juan Carlos Ferrero, y Pablo Carreño, se pegó el murciano un batacazo en la pista de Montreal, donde fracasó cuando tenía el triunfo en sus manos.