Roberto Bautista celebra su victoria ante Kecmanovic. / Kai Försterling / efe

Grupo B

Bautista y Ramos abrochan el primer punto de España

Sendas victorias en los duelos individuales contra Djere y Kecmanovic dan el triunfo ante Serbia a pesar de la ausencia de Alcaraz

ENRIC GARDINER

No estuvo Carlos Alcaraz, aún recuperándose del titánico esfuerzo del US Open, pero no hizo falta. La España de Sergi Bruguera resolvió por la vía rápida la primera eliminatoria ante Serbia y lidera el Grupo B junto a Canadá, que venció a Corea del Sur.

España se la jugó al dar descanso a su número uno, Alcaraz, que se incorporó este martes a los entrenamientos, pero que aún necesitaba reposar tras ganar el domingo por la noche el US Open y viajar a España el propio lunes. El tiempo corrió en contra del murciano, que, junto con el capitán, decidió que era mejor reservar esfuerzos para las dos siguientes eliminatorias.

Sin Alcaraz, el que tuvo que dar la cara fue Albert Ramos, solución de última hora por la baja anunciada hace unas semanas de Alejandro Davidovich. El catalán, en su séptimo partido en la competición, no falló, aunque necesitó una auténtica maratón para imponerse a Laslo Djere por 2-6, 7-6 (5) y 7-5.

Ramos estuvo casi tres horas en pista y se recuperó de la pérdida del primer set y de un 0-3 en contra en el tercer parcial para lograr su primera victoria en la Davis desde 2018. Los calambres del serbio en el tercer set facilitaron la reacción del español, que durante varios momentos del encuentro se vio fuera. «En partidos como el de hoy pasas por muchas emociones distintas. Hay momentos en los que parece que vas a ganar y otros en los que es imposible», dijo tras el encuentro.

El triunfo de Ramos allanó el camino de una España que temía empezar con el peor pie posible en el pabellón Fuente de San Luis en Valencia. Los pases a cuartos de final de la competición, que se disputarán a finales de noviembre, están caros, y cada punto cuenta, por lo que la victoria de Ramos era un balón de oxígeno directo para Roberto Bautista, el siguiente en salir a la pista.

El castellonense, vital para eliminar a Rumanía en marzo y en las Finales de 2019, cuando jugó pese a la reciente muerte de su padre, también tuvo que recuperarse de una ventaja inicial serbia. Miomir Kecmanovic, el número uno serbio ante la baja de Novak Djokovic, que se borró del torneo por motivos personales, arrancó con un 3-1 a favor que no pudo mantener.

Canadá, siguiente reto

Tras desperdiciar Bautista un punto de set en el duodécimo juego, no se le escapó el 'tie break'. Dominó también en el segundo, pero estuvo más irregular con el servicio y lo perdió en dos ocasiones, dándole la oportunidad a Kecmanovic de forzar otro desempate, en el que tampoco falló Bautista, que ya suma once triunfos en esta competición (7-6 (5) y 7-6 (5)).

El punto logrado ante Serbia deja a España líder del Grupo B, junto a Canadá, que necesitó del dobles para doblegar a Corea del Sur, a priori la cenicienta del grupo. España se enfrentará a los canadienses el próximo viernes, con la mayor amenaza de Felix Auger-Aliassime, su número uno, en el individuales. El otro individuales lo ocupará Vasek Pospisil, número 141 del mundo, y ellos dos harán pareja para el dobles, salvo cambios de última hora. Un triunfo español podría dejar sellado ya el pase a la fase eliminatoria del torneo, que se disputará en Málaga del 23 al 27 de noviembre. Si todo va bien, Alcaraz ya estará listo este viernes para medirse a los canadienses.