Tana regresa a las órdenes de Mel

13/02/2020

El mediapunta de San Cristóbal volvió al grupo ayer tras ser expedientado y sancionado por el acto de indisciplina del lunes, cuando llegó en «mal estado». El técnico madrileño quiere recuperar su mejor versión

Conectado y arropado. Así fue la vuelta ayer a los entrenamientos de Tana tras ser expedientado y sancionado económicamente por protagonizar un acto de indisciplina el pasado lunes, cuando se presentó en el entrenamiento con náuseas y vómitos «por una conducta indisciplinada e irresponsable la noche anterior», lo que le impidió ejercitarse a las órdenes del máximo responsable técnico de la UD Las Palmas, Pepe Mel, y, al igual que el martes, trabajó en el gimnasio de la Ciudad Deportiva de Barranco Seco.

Tras un nuevo episodio extradeportivo del jugador de San Cristóbal, al que el representativo renovó hasta 2023, en un nuevo contrato que incluyó una cláusula que estipulaba la disolución automática de su contrato en el caso de indisciplina continuada, retornó al trabajo en la penúltima sesión de cara a verse las caras mañana (17.15 horas) al Numancia en Los Pajaritos.

Los argentinos Martín Mantovani, quien dijo que «el grupo es magnífico y, si alguien viene a romperlo, es está equivocando», y Fede Varela fueron sus compañeros en la primera parte física, estando muy pendiente del canterano el experimentado central, probablemente por ser consciente de la necesidad de recuperar la mejor versión de una pieza capital a estas alturas del curso.

Tana vuelve a ser uno más y le toca demostrar ahora su valía.