Fútbol: UD Las Palmas

«Salarios garantizados y no habrá ERTE»

19/03/2020

La UD descarta la vía del despido temporal de trabajadores y asegura todas las nóminas de su personal hasta el 30 de junio tras consulta con los servicios jurídicos propios y los de LaLiga, en un gesto de «ejemplaridad y agradecimiento a la entrega y profesionalidad» de sus 242 empleados.

La UD Las Palmas no aplicará, finalmente, ningún Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), después de que una consulta cruzada entre sus servicios jurídicos y los de LaLiga no viera garantías de que los afectados por esta medida pudiesen conservar todo su poder adquisitivo con las compensaciones estatales anunciadas. Ante el riesgo de que los afectados percibieran menos dinero del que reflejan actualmente sus salarios, el presidente de la entidad, Miguel Ángel Ramírez, comunicó ayer, de manera oficial, que quedan garantizados todos los pagos hasta el 30 de junio «de manera íntegra y sin merma alguna», pese a la tensión de tesorería que hay en estos momentos por el parón impuesto con la crisis abierta por el coronavirus que ha paralizado la competición y congelado todas las vías de ingresos, como los derechos de televisión y las taquillas exponentes más notables. Desde la UD subrayan que se siguió el protocolo legal desde que se anunció días atrás el ERTE (de hecho algunos empleados firmaron la documentación pertinente), aunque en ningún caso se ha aplicado.

«Queremos salvaguardar, ante todo, la salud de toda la gran familia que compone la UD. Primera plantilla, técnicos, cantera, escuelitas, personal administrativo, de publicidad, marketing, prensa, radio, televisión, cocineros, tutores, cuidadores de campos e instalaciones, dirigentes, miembros de la Fundación, de los Esports ... Todos se van a quedar en sus casas cumpliendo con los protocolos establecidos, pero eso no va a suponer recorte alguno en sus salarios. Cobrarán lo que les corresponde», aseguró el máximo mandatario del club ayer, una vez adoptada esta decisión que supone una noticia inmejorable. «Consideramos que es un gesto de ejemplaridad y agradecimiento a la entrega y profesionalidad de nuestros trabajadores, que se mostraron colaborativos incluso cuando se les notificó que podría haber un ERTE», añadió Ramírez al tener presente que, a diferencia de otros clubes y empresas que van ejecutar recortes de personal, en la UD «se respeterán todos los puestos y asignaciones económicas», lo que supondrá «un enorme esfuerzo pero justificado en todos sus extremos».

Además, se ha comunicado a LaLiga que los integrantes del primer equipo no tendrán recorte alguno. «En verano tuvieron un gesto de buena voluntad aceptando aplazamientos y no vemos justo que, de nuevo, deban someterse a variaciones a la baja», justificó Ramírez.

El gasto presupuestado hasta el 30 de junio ronda los seis millones de euros (a millón y medio por mes aproxidamente), englobando todos los conceptos de gastos de personal incluyendo plantilla profesional y técnicos y la UD está en disposición de cumplir por la gestión impuesta en las últimas temporadas de déficit cero. Además, el hecho de que algunos jugadores hayan sido vendidos, con el traspaso de Pedri al Barcelona, en operación que supera los cinco millones de euros, o de Josep al Leipzig como casos ilustrativos, otorga a la UD compromisos de pago que también alivian el panorama, si bien para después del 30 de junio «la incertidumbre es total en estos momentos, tanto para Las Palmas como para el resto».

«Llegué en 2005 con una quiebra total y un proceso concursal que amenazaba con la liquidación. Logramos entre todos superar un desafío que parecía inabordable. Ahora nos enfrentamos a otro reto de dimensiones desconocidas pero ante el que haremos lo que esté en nuestra mano para seguir adelante», añadió Miguel Ángel Ramírez, quien tiene «mucha confianza» en que, según pasen los días y semanas, remita la incidencia del virus «y el fútbol vuelva a ser noticia por recobrar normalidad y viabilidad».