Rodrygo maravilla al Bernabéu

07/11/2019

El brasileño cuajó una actuación brillante ante el público blanco. Firmó un triplete perfecto: con la pierna izquierda, de cabeza y con la diestra. Es el jugador más joven en conseguirlo en la historia de la Champions

efe / madrid

El brasileño Rodrygo firmó una noche para el recuerdo en su primera titularidad en Liga de Campeones en el Santiago Bernabéu, autor de un triplete tras sentenciar en siete minutos al Galatasaray con dos goles y asistir a Benzema, en la noche más placida de un Real Madrid que se queda a un punto del pase a octavos.

Era el partido perfecto para recuperar la confianza a base de goles y el Real Madrid no falló. La falta de pegada que le condenó con el Betis la transformó en eficacia ante un Galatasaray endeble, con una defensa indigna de la Liga de Campeones ante la que se paseó Rodrygo como quiso. Tras derribar la puerta del equipo titular, se asienta con goles y un papel estelar.

Los blancos sentenciaron el partido nada más nacer. Con Marcelo recuperando su faceta ofensiva y poniendo un centro desde la izquierda que Rodrygo mató con el pecho antes de recortar de derecha y chutar raso de zurda, ajustado a un palo. El Galatasaray fue un juguete en manos del Real Madrid. Kroos probaba a Muslera y Rodrygo a los siete minutos dejaba todo visto para sentencia tras un grave error turco.

Otra vez a un centro de Marcelo, con la derecha, disfrazándose de nueve matador apareciendo entre centrales y soltando un testarazo a la red. Rodrygo saboreaba una noche soñada el día que se convertía en ídolo de la grada y escuchaba su nombre coreado. Hasta se pidió que lanzase el penalti después de que Kroos fuese derribado con claridad sobre la línea del área grande. El VAR avisó al colegiado de que revisase la jugada. Ramos, a lo Panenka, firmaba el tercero.

La presencia de Valverde impulsa otra imagen en el Real Madrid. Su físico asfixia rivales. Encontró un triángulo con Carvajal y Rodrygo que monopolizó el peligro en fase ofensiva. El Galatasaray vivía una pesadilla. A Casemiro le anulaban un gol por fuera de juego y de nuevo un error en la salida del balón era castigado. Nagatomo buscaba a Marcao en un pase de riesgo entre defensas que vio Rodrygo para robar la cartera y poner en bandeja el gol a Benzema en la última acción del primer acto.

De recibir críticas por su falta de pegada a endosar cuatro a su rival con una imagen repleta de contundencia. Con todo sentenciado, no necesitaba forzar la máquina en el segundo acto. Zidane pudo proteger al que lo juega todo, Casemiro, sentándole a la hora de partido.

Valverde hacía el papel de todos los centrocampistas con una nueva exhibición física. Aparece arriba y segundos después en una cobertura defensiva que recibe el reconocimiento de toda la afición.

El Madrid quería más y de nuevo aparecía Benzemá para poner el quinto a placer después de un pase de Carvajal tras apurar la línea de fondo. El Real Madrid corrigió a tiempo su peor inicio de Champions y ya acaricia los octavos con el nombre de Rodrygo resonando en la grada. El brasileño cerraba su actuación estelar firmando el triplete en la última acción.