El Ramón Jiménez, orgulloso con su trofeo que le acredita como campeón. / p. reyes

El Ramón Jiménez toca el cielo y se proclama campeón de Segunda Categoría

Gana la final al Santa Rita por 12-9 en un terrero de Vecindario colmado por la afición, con unos 2.000 espectadores presentes

PEDRO REYES Vecindario

En un terrero lleno hasta la bandera, con unos 2.000 espectadores que colmaron este viernes el Municipal de Vecindario, el Ramón Jiménez se proclamó campeón de Segunda Categoría de la Liga Cabildo de Gran Canaria tras imponerse por un ajustado 12-9 al Santa Rita y en una final que respondió a las expectativas por todo lo alto. Ambientazo, espectáculo sobre la arena, con dos equipos entregados y el colofón de que ganó quien más hizo y mereció.

Nadie puede poner en duda los méritos de un Ramón Jiménez que, a lo largo de la fase regular, mostró sus credenciales y, a la hora de la verdad, igualmente exhibió superioridad. Los hombres de Octavio Díaz se alzan con el título de una manera inapelable y que llena de orgullo y satisfacción al municipio de Santa María de Guía.

Un manera roja de seguidores norteños se hizo notar en Vecindario como muestra de la adhesión al proyecto y de las ilusiones generadas, que ahora se multiplican por este logro. Así se explican los rostros felices de los miembros del Ramón Jiménez y sus simpatizantes.

El duelo decisivo vino determinado por el buen hacer de los tres destacados C, el Faro, Víctor González y el Aldeano, cruciales en la consecución de los puntos determinantes tras el 7-7 al que se llegó al ecuador del duelo. El Santa Rita había cobrado ventaja al inicio haciendo valer sus mejores primesas sillas (0-3), aunque el pleito se fue nivelando hasta llegar al desenlace a favor de los rojillos.