El entrenador del Gran Canaria, Porfi Fisac, analizó ayer en rueda de prensa el partido que su equipo disputa hoy contra el Barça en el Arena. / EFE

Porfi Fisac: «Es un partido de orgullo y de decirle a nuestro público qué tipo de equipo queremos ser»

El entrenador claretiano destacó la importancia de «demostrar» ante los aficionados en una cita señalada en el calendario

ÓLIVER SUÁREZ ARMAS las palmas de gran canaria.

Tambores de guerra con la llegada del campeón a la isla. Se trata de uno de los choques más esperados de la temporada. Porfi Fisac es consciente de la importancia de la afición en este tipo de citas y así lo expresó ayer en su comparecencia ante los medios de comunicación.

«Es más importante lo que queremos demostrarle a nuestro público, demostrar qué queremos ser. El año pasado no pudieron estar cuando tuvimos opciones de meternos en una final europea. Es un partido de orgullo, de dignidad. Hay que decirles qué tipo de equipo queremos ser. Lo que nosotros queremos transmitir, es lo más importante», analizó.

Fisac valoró los factores para intentar tumbar el Barça en el recinto de Siete Palmas.

«Hay una parte importante. Como bien dices, equipos como el Barça a veces tú no les ganas, sino que ellos pierden. Tenemos que buscar que cometan muchos errores, y el trabajo defensivo es importante. No pueden anotar cómodos, no pueden correr. Nuestro grado de acierto tiene que ser muy alto. Si no, es muy complicado sacar este tipo de partidos», argumentó el entrenador amarillo, al tiempo que ahondó en que «son partidos para venir alegres, valientes y empujando. No tenemos que tener miedo al rival ni a nadie. Tenemos que meter mucho para ganar este partido».

Fisac no podrá contar con el director de juego francés Andrew Albicy por lesión. «Ni Andrew ni Rubén (De la Torre) han podido estar con nosotros. En ambos casos están sin incorporarse, les está costando muchísimo. Rubén tiene un problema de rodilla, y Andrew tiene problemas musculares. «Esperemos que para la semana que viene Andrew pueda empezar a hacer trabajo», dijo.

Asimismo, apuntó que «Kramer, desde que llegó, no se ha sentido cómodo con problemas de oído, y no coge un ritmo normal. Eso nos conlleva a tener problemas para conseguir la disciplina que queremos en el puesto de base. A Javi López le estoy pidiendo más de lo normal, no solo valentía sino también un grado de cabeza. No vale tener indisciplina táctica, sino que tiene que ser quien lleve cabeza. Tenemos que seguir trabajando».

Cuestionado por las conclusiones obtenidas en el triunfo ante el Fuenlabrada, Fisac señaló que «me gustó muchísimo la aportación de Salvó en los últimos minutos, porque nos resolvió con dos acciones de querer ir a por ellas».

«Me gustó cómo respetamos el orden táctico durante 30 minutos, con un grado de esfuerzo defensivo importante. Y no me gustó, aunque sé que hay que mejorarlo, que no pudimos parar el partido en algunos momentos. Tengo que estar más despierto, activo, y utilizar mejor mis armas. Debo de estar más metido en ese tramo final», finalizó.

Temas

ACB