Balonmano: División de Honor

Y cayó la primera derrota del Rocasa

12/01/2018

El Rocasa Gran Canaria, mermado por la baja de la lateral cubana Lissandra Lussón, sufrió su primera derrota en la Liga Guerreras Iberdrola al caer ante el Mecalia Atlético Guardés (26-21), que se hace fuerte en A Sangriña, donde no pierde desde mayo de 2015 en la competición doméstica, y se sitúa a dos puntos del líder de la categoría.

La reedición de la final de la Supercopa de España cayó esta vez del lado del Atlético Guardés, que cogió una ventaja de cinco goles en el arranque del segundo tiempo (17-12, min.40) insalvable para su rival, frenada por sus problemas en el juego posicional, sus numerosas pérdidas de balón y la excesiva dependencia de Haridian Rodríguez y Mbengue -15 goles entre ambas-.

El equipo insular empezó mandando en el electrónico, con Silvia Navarro entonada en la portería, Haridian haciendo daño en los seis metros y la joven Seynaboy Mbengue mostrando su velocidad en los contraataques en segunda oleada (2-5, min.9).

A eso se sumó el atasco en el ataque posicional del Atlético Guardés, incapaz de superar la intensa defensa 6-0 del Rocasa hasta que María González sufrió su primera exclusión. En superioridad, y gracias a su efectividad en los contraataques, el vigente campeón de Liga igualó el choque con un 3-0 de parcial (5-5, min.12).

El equipo gallego se sentía cómodo corriendo, imprimiendo ritmo al juego; el Rocasa, sin profundidad de banquillo tras la lesión de la cubana Lisandra Lussón, buscó ataques más elaborados.

El Rocasa -que acusó en exceso la segunda exclusión de María González- pegó un estirón (5-7, 6-8) pero, tras un tiempo muerto de Jose Ignacio Prades, el Atlético Guardés le dio la vuelta al marcador después de una exclusión de Rafhaela Priolli (11-10, min.24).

Tras el paso por los vestuarios (11-11, descanso), la igualdad se rompió. El equipo gallego ajustó su defensa, cerró la conexión con Haridian Rodríguez y los problemas se multiplicaron para el Rocasa. Con un parcial 6-1, el Atlético Guardés obligó a Antonio Moreno a pedir tiempo muerto (17-12, min.40).

Una desventaja que las canarias lograron reducir a dos goles (17-15) en apenas tres minutos. Prades pidió tiempo muerto. Silvia Navarro mantuvo el nivel en la portería pero las pérdidas de balón lastraban al Rocasa, que vio como el Atlético Guardés se disparaba de nuevo, pese a disfrutar de dos superioridades prácticamente seguidas (22-17, min.56).

- Ficha técnica:

26 - Mecalia Atlético Guardés: Estela Carrera, Sempere (7), Mendoza (4), Cerqueira, Inés Hernández (2), Egozkue (3,2p) y Jennifer Gutiérrez (2) -equipo titular- Carratú (ps), Estela Doiro (4), Kurchankova, Castell (2) y Carla Gómez (2).

21 - Rocasa Gran Canaria: Silvia Navarro, Trojaola, Pizzo (2), María González, Haridian Rodríguez (10,3p), Mbengue (5) y Falcón (2) -equipo titular- Schuster (2), Rafhaela Priolli y Pérez.

Marcador cada cinco minutos: 2-2, 2-5, 6-7, 8-10, 11-10, 11-11 (descanso); 13-11, 17-12, 18-16, 20-17, 21-17 y 26-21.

Árbitros: Merino Mori y Moyano Prieto (colegio castellano-leonés). Excluyeron a Cerqueira, Egozkue (2), Mendoza por parte del Atlético Guardés, y a María González (2) y Rafhaela Priolli por parte del Rocasa.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada de la Liga Iberdrola disputado en el pabellón de A Sangriña ante unos 800 espectadores.