Golf / Nacional de Pitch & Putt

«Mi sueño es seguir divirtiéndome»

18/06/2017

La jugadora grancanaria Laura Batista es la vigente campeona de España sénior de la modalidad Pitch & Putt. Su triunfo en esta competición refleja el gran momento del golf en el archipiélago y se suma a los éxitos de Agustín Martín, Carlos Vega, Ricardo Barroso y Bernabé González.

ETIQUETAS:

— ¿Cómo fueron sus inicios en el mundo del golf?

— Mi familia y yo nos iniciamos en el deporte del golf en el año 1993. Reconozco que, al principio, no me llamaba nada la atención e incluso me parecía aburrido, pero mi marido, que es un gran entusiasta de los deportes, nos comentó un día de acudir a dar las primeras clases con Octavio Rodríguez Morera. A partir de ese momento, en el que conseguí descubrir la dificultad de pegarle a la bola, sentí una gran afición, esperando ansiosa por la siguiente clase y, de ese modo, poder jugar en el campo. Siempre agradeceré a Octavio y, posteriormente, a su hermano José, quien tomó el relevo cuando el primero se fue a El Cortijo, sus desvelos y, por supuesto, su profesionalidad para conseguir dar forma a nuestros swings.

— ¿Qué significa para usted la práctica de este deporte?

— El golf significa mucho porque ha complementado tanto la vida de mi familia y como la mía. Mis hijos crecieron en el campo de golf, compartieron horas y horas con niños de sus respectivas edades y, lo mejor, es que con ellos continúan manteniendo la amistad. Las tardes de verano en el campo de Bandama son maravillosas y, sin duda alguna, jugar se convierte en un placer. El hecho de salir de trabajar y pasar la tarde jugando no tiene precio, ya que desconectas de todo y regresas a casa con el único problema de cómo corregir el mal swing de ese día [risas]. Es cierto que te olvidas de los problemas que has tenido durante el día. Además, hemos conocido a mucha gente estupenda en nuestros viajes para practicar golf, puesto que hemos competido en Galicia, Andalucía, Cantabria o Madrid, entre otros lugares, al tiempo que también hemos jugado en la República Checa, Portugal, Inglaterra e Italia. En estos torneos, la recompensa siempre la tienes porque, si no logras el triunfo, compartes ratos con los amigos que has ido haciendo y conoces nuevos rincones.

— El golf engancha...

— El golf da y quita a partes iguales; es alegría y decepción. Esto es lo que hace que te enganche y quedes atrapado porque es apasionante y decepcionante, pero no nos damos por vencidos y seguimos intentándolo. Soy muy exigente conmigo misma, aunque en momentos me he decepcionado y he querido dejar de jugar, si bien ahora estoy atravesando una buena etapa, he recuperado la confianza y espero que dure tiempo.

— ¿Qué es lo que más le ha aportado durante estos años?

— El golf tiene grandes cosas, pero, por supuesto, me quedo con haberlo compartido con mi marido y mis hijos, realizando muchos días y días de golf. Me siento muy orgullosa de ver a los niños competir, hacer buenos resultados y, cómo no, tener la posibilidad de ganar competiciones. Podemos jugar y disfrutar todos juntos en este deporte. Siempre hay presión, con los amigos un poco, en los torneos mucho mas y, sin duda alguna, en el Campeonato de España fue enorme. En el año 2015, atravieso un mal momento de juego, en particular con las maderas y los hierros largos, y decido acompañar a mi marido –Agustín Martín, uno de los grandes baluartes del P&P nacional- a los torneos en la península. Por su insistencia, por acompañarle en los entrenamientos y no dejar de hacer deporte, comencé a practicar en Las Palmeras Golf.

— ¿Qué campo es el que más le atrae para jugar?

— Me gusta más el campo largo pues se hace un swing completo. Te estiras, consigues un movimiento fluido, sobre todo con el drive mi palo preferido, y tienes más opciones de recuperación después de un fallo. En cambio, el P&P no perdona nunca¡, ya que debes siempre tener control, ser muy técnico en todos los movimientos, muy preciso para tirar a esos greenes minúsculos y dejar la bola cerca de la bandera. Los golpes de menos de cien metros nunca fueron mi fuerte, por eso ha sido un reto. He tenido que trabajar mucho y así sigo, al menos dos veces entre semana por el campo con mi marido y el fin de semana jugando campeonatos o partidos con los amigos, además de tirar bolas y quedarme largos ratos a practicar los golpes de búnker, de chip y, sobre todo, de putt, el palo más importante de la bolsa.