El Instituto Insular de Deportes continúa sin saldar las deudas pendientes

Las empresas deportivas, en pie de guerra

09/10/2018

El funcionamiento del Instituto Insular de Deportes del Cabildo de Gran Canaria, con el consejero Ángel Víctor Torres al frente, está provocando una enorme desazón en muchísimas empresas, asociaciones y federaciones deportivas, que ven pasar los meses sin solución al ingreso de los servicios prestados, con facturas desde el año 2016 aún pendientes de pago.

Esta situación ha provocado un malestar general. Durante meses han solicitado a la gerencia del IID una solución, pero ésta sigue sin llegar. La situación ha llegado a un límite. Cerca de 30 colectivos están en una situación complicada y la deuda global ronda los 600.000 euros.

Durante este mandato, todo ha estado bajo el paraguas de Gran Canaria Isla Europea del Deporte, pero muchas de esas competiciones o eventos que contribuyen a dar brillo a la isla y a la labor de promoción externa se topan luego con un IID que no responde.

CANARIAS7 habló ayer con varias de las empresas implicadas. La paciencia tiene un límite y ésta ha llegado. Ninguna quiere hacer pública su línea de actuación hasta que no sepan cuál es la respuesta definitiva.

Tras contactos con gerencia, asesores y técnicos del IID y comprobar que la solución no llega, las empresas implicadas han solicitado una reunión con Ángel Víctor Torres, consejero de Deportes del Cabildo de Gran Canaria, para analizar a fondo la situación y esperar una solución.

Hoy está previsto que se produzca entre encuentro. Las empresas esperan que desde el Instituto Insular de Deportes del Cabildo de Gran Canaria se les indique ya una fecha de pago, porque la situación llega a ser desesperante.

Todos confían en que hoy se llegue a un buen puerto y estos años de caos puedan pasar página y vislumbrar un futuro con más luz. De lo contrario, los implicados anunciarían medidas.

El descontento es generalizado. Nadie alza la voz, pero la situación llega a ser desesperante. El Instituto Insular de Deportes maneja 29,7 millones de euros de presupuesto, pero no todo es oro lo que reluce.

Nadie entiende cómo se ha llegado a esta situación. La toma de decisiones brilla por su ausencia y desde dentro, ante la ausencia del consejero, nadie asume responsabilidades y se «echan balones fuera», afirman.

Las elecciones de mayo están a la vuelta de la esquina y muchos han emprendido un camino que les aleja de su quehacer diario. Las empresas esperan que hoy llegue una solución y que ésta sea efectiva en breve.