Balonmano

El nuevo Rocasa: la reconstrucción del campeón

15/06/2019

Cinco fichajes, seis bajas y la renovación del núcleo duro, esos son los principales trazos del CB Remudas que viene. Carlos Herrera seguirá al frente de un equipo que se medirá a los clubes más duros de Europa en la Champions League tras firmar la mejor temporada de su historia.

Después de lograr un doblete histórico con la primera Liga y la segunda EHF Challenge Cup, el Rocasa quiere más. El conjunto teldense no se ha dormido en el éxito y, a falta de mes y medio del inicio de la pretemporada, tiene prácticamente definida su plantilla y se encuentra saneado económicamente tras unos equilibrios presupuestarios dignos de admirar. Se han producido seis bajas y han llegado cuatro fichajes. La quinta y última incorporación se anunciará en los próximos días. Pocas caras nuevas, pero jugadoras de garantías que prometen dar un salto de calidad al grupo. Además, ha logrado retener a sus estrellas, aquellas que deslumbraron tanto en el campeonato nacional como en el torneo europeo.

Paula Valdivia, Kinga Gutkowska, Alba Spugnini y Ana Palomino son las caras nuevas de un CB Remudas que ha reaccionado con celeridad ante las bajas de Manuela Pizzi, Slavica Schuster, Vika Macedo, Gleinys Reyes, Dara Hernández y Carmen Toscano. Estos son, salvo alguna sorpresa de última hora, los únicos cambios de cromos que va a presentar el renovado combinado grancanario de cara al curso que viene, puesto que ya se ha llegado a un acuerdo para la renovación de las seis jugadoras que acaban contrato a final de mes (Silvia Navarro, Haridian Rodríguez, Arinegua Pérez, Tiddara Trojaola, Melania Falcón y María González).

Al CB Remudas no le quedaba otra que confeccionar un equipo más competitivo si cabe consciente de lo que le viene encima. Con su estreno en la Champions League, los mejores conjuntos del continente pasarán por Las Remudas en busca de sangre, y las de Carlos Herrera van a estar preparadas. El entrenador también seguirá al frente del club, el hombre que cogió el testigo de Antonio Moreno e hizo posible la gesta en el curso que concluyó hace solo unas semanas. Había mostrado sus dudas por una posible incompatibilidad con su trabajo, pero una vez resuelto este interrogante, y con el plantel ya definido, solo hay que contar los días para el comienzo de una pretemporada que arranca el próximo 29 de julio.

Canon y subvenciones.

La entidad teldense ya pagó el canon de 15.000 euros necesario para obtener la licencia que permite disputar la máxima competición europea -ingresó el dinero el miércoles pasado-, y en julio espera recibir la mitad de la subvención que le otorgará el Gobierno de Canarias, cifrado en unos 100.000 euros. La otra parte está previsto que la perciba entre septiembre y octubre. El presupuesto de uno de los clubes más laureados de Canarias está condicionado a estas ayudas que les ha costado un mundo, mucho esfuerzo y una gran cantidad de méritos conseguir. Pero se lo merece, y es que el CB Remudas aspira a seguir situando el nombre de Gran Canaria lo más alto posible tanto a nivel nacional como internacional, y después de haber tocado la gloria, culminando una trayectoria de seis títulos en los últimos cinco años, no se va a detener ahí. Que tiemble Europa porque el nuevo Rocasa está preparado y con más hambre que nunca.