A un punto de asaltar los cielos

24/05/2019

El Rocasa Gran Canaria podría celebrar esta noche (20.00 horas, Teledeporte) la conquista de la Liga Guerreras Iberdrola. Le vale el empate al conjunto teldense ante el Porriño para proclamarse campeón.

El Rocasa Gran Canaria sigue empeñado en agrandar su libro de historia. Las chicas de Las Remudas no se conforman con la EHF Challenge Cup y quieren más. Años lleva detrás del título como campeonas de la Liga Guerreras Iberdrola el combinado teldense. Y nunca antes estuvieron tan cerca. Tan solo un punto las separa de proclamarse como las mejores de la competición doméstica. Y esta noche quieren volver a saltar de alegría y llorar de felicidad. A ellas no las para nadie.

Orgullo deportivo del archipiélago, el Rocasa no se cansa de ganar. Siempre con hambre de éxitos, esta noche, a partir de las 20.00 horas (Teledeporte) recibe al Porriño. Solo necesita un punto el cuadro grancanario para alzarse campeón en el Polideportivo Juan Carlos Hernández de Jinámar. Con 43 puntos, encabeza la tabla clasificatoria en la que será la última jornada de la campaña regular. Con 41, el Súper Amara Bera Bera amenaza con arrebatarle el sueño en el último aliento a las isleñas. Pero el empate le valdría a las jugadoras de Carlos Herrera por mucho que el Bera Bera tenga el golaveraje vencido.

Además, la racha victoriosa del club de Las Remudas invita al optimismo, pues coleccionan ya siete triunfos consecutivos en la Liga Guerreras Iberdrola y no piensan levantar el pie del acelerador. Este es el único título que le falta al Rocasa Gran Canaria en su excelsa vitrina y quiere colgarlo hoy mismo. Sería el sexto entorchado en los últimos cinco años para las isleñas. Casi nada.

A la Copa de la Reina, la Supercopa de España y la EHF Callenge quiere añadirle el CB Remudas la Liga Guerreras Iberdrola. Bastaría con seguir la inercia ganadora que viene acostumbrando el equipo de Herrera en la competición doméstica. Alargar su brillo y sumar la octava victoria seguida. Cerrar el curso por todo lo alto. Un triunfo sería festejar un año para recordar siempre con una matrícula de honor.

Enfrente, un Porriño al que ya se venció en Pontevedra por 20-25. El choque estuvo igualado, pero las grancanarias fueron superiores. En Jinámar, donde se espera un lleno absoluto en las gradas, el Rocasa quiere dar la pincelada final a una obra maestra. Y para ello Silvia Navarro tratará de poner el candado en su arco, Haridian Rodríguez buscará hacerse fuerte en la zona interior, Lussón sacará su martillo y Mbengue su látigo.

Llevan semanas las jugadoras del equipo insular reivindicando su deseo de alzar el cetro que les falta en su currículum. Nunca antes acariciaron el cielo con tanta seguridad y hoy podrían dormir sobre él. Lo que está claro es que se peleará hasta el final como si no hubiera un mañana. Podrá salir bien o mal, pero este equipo merecerá el respeto de todos porque siempre se deja el alma en la cancha. Ese espíritu que no conoce rendición, mezclado con la eterna humildad que destila el Rocasa, es el que le ha llevado a ser el conjunto más regular de la Liga Guerreras Iberdrola. Y a esa constancia es a la que se aferrará Carlos Herrera para transmitir tranquilidad a las suyas. Solo es un paso más. Un pequeño pasito para agigantar una historia que parece no conocer todavía su techo.