Las pupilas de Saurín volvieron a sonreír ganando el primero de sus tres partidos de esta semana ante Rioja. / C7

El CCO 7 Palmas recupera su mejor versión para tumbar al exigente Haro Rioja

CANARIAS7 Las Palmas dew Gran Canaria.

Dinámica cambiada. Victoria que cura heridas. El CV CCO 7 Palmas dejó atrás las dos derrotas que había acumulado en las últimas semanas ganando al Haro Rioja en el CID. Las amarillas tuvieron que sudar la gota gorda para poder llevarse los dos primeros sets, remontando incluso el segundo, para después certificar su victoria con una últimas manga mucho más plácida.

El arranque de set estuvo marcado por errores en ambos bandos a la hora de tratar de conectar puntos. De ese modo, ninguno de los dos equipos dominó el saque y nadie logró coger una renta interesante sobre la que construir. A ambos equipos les faltó algo de regularidad para dominar el partido y, por esa razón, los puntos se sucedían de un lado a otro de manera irremediable.

El Haro Rioja aguantó bien los zambombazos de Saray Manzano para dejar claro que, pese al descanso, iban muy en serio a por la victoria. Aun así, entre Helia González y Lisa Arbos finiquitaron la manga en favor de las grancanarias (26-24).

Le tocó entonces al 7 Palmas tratar de imponerse un poco más. Necesitaban de algo más de regularidad para terminar de entrar en calor, pero Rioja no se lo permitió. De hecho, las de Alberto Avellanada encontraron mejores sensaciones y cimentaron un buen parcial, el mejor del choque, para poner en serios aprietos a las insulares, obligando a Saurín a parar el partido.

Con todo empatado se acercaba el momento de la verdad. Un error tan cerca de la meta podría ser crucial para el choque y ahí fue donde Saray Manzano no falló. La capitana dinamitó el set con dos puntos decisivos que fueron oro para las locales, que ya veían mucho más cerca la victoria (25-23).

En su mejor versión del partido el 7 Palmas colocó un 6-0 de parcial que dejaba claras sus intenciones, aunque como ocurrieses durante todo el partido Haro Rioja no iba a bajar los brazos. El 7 Palmas cogió carrerilla y fue cerrando el choque con buenas sensaciones (25-18).