Borrar
Imagen del encuentro disputado en el Centro Insular de Deportes entre el GC Urbaser y el Mladost Zagrev. CV OLÍMPICO
El Olímpico lo fía todo para la vuelta (1-3)

El Olímpico lo fía todo para la vuelta (1-3)

El conjunto grancanario cae ante las croatas y está obligado a remontar fuera de casa

CANARIAS7

Las Palmas de Gran Canaria.

Miércoles, 22 de septiembre 2021

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Debut histórico del CV Gran Canaria Urbaser en el Centro Insular de Deportes de Gran Canaria, sonando por primera vez el himno oficial de la CEV Champions League, en un choque ante un histórico del voleibol femenino continental como es el Mladost Zagreb.

Buena puesta en escena de las croatas amparadas en su gran bloqueo y en la contundencia de sus remates en la red, aunque los fallos en el saque permitían al CV Gran Canaria Urbaser mantenerse en partido, encontrando en Sulián Matienzo su jugadora más efectiva en los primeros compases del mismo. La inercia del partido no convencía a Pascual Saurín que consumía su primer tiempo muerto con 8-12 en el electrónico.

Las grancanarias apretaban los dientes y parecían encontrar en Victoria Foucher el abrelatas de la defensa croata para acercarse en el marcador, pero el Mladost Zagreb seguía imponiendo su juego en la red, con Tomic y Kulic imparables para la defensa local, para mantener una cómoda ventaja que no terminaba de aumentar por su mal servicio al saque, que daba la vida a las jugadoras grancanarias.

El bloqueo croata seguía haciendo daño al Olímpico que obligaba a Saurín a consumir su segundo tiempo muerto con 14-20 en el marcador, para intentar evitar caer en el primer set ante el Mladost.

Pascual Saurín movía su banquillo en busca de soluciones ante la eficacia en defensa y recepción de las croatas, que parecían tener controlado el partido a pesar de los latigazos de Sulián y Saray, que no podían evitar ceder el primer set por un claro 18-25 (0-1).

El CV Gran Canaria no encontraba la manera de contrarrestar el bloqueo de un Mladost que aprovechaba la situación para colocarse con un parcial de 0-6 que obligaba a Saurín a detener el partido para cortar la inercia positiva de las balcánicas.

Las croatas erraban el saque en la reanudación, pero seguían sin hacer concesiones, imponiéndose en todas las facetas del juego a un Olímpico que a pesar de todo se resistía a entregar la cuchara, empujado por Saray Manzano, Victoria Foucher y Sulián Matienzo, además del aliento del público que intentaba aportar su granito de arena desde la grada (8-13), obligando al técnico croata a detener el partido para intentar apaciguar los ánimos de remontada locales.

El Olímpico mejoraba en defensa y sobre todo en ataque centrándose en cada jugada sin mirar el marcador, intentando arañar la ventaja croata que permitía al Mladost jugar con tranquilidad a pesar del empuje canario para cerrar a su favor la segunda manga por un claro 18-25 que dejaba el partido muy de cara para las visitantes.

Pascual Saurín movía las fichas sobre el tablero en el breve descanso entre sets y daba entrada a Helia González que le daba un nuevo aire al equipo que sorprendía a las croatas con un parcial de salida de 8-2 que obligaba al técnico visitante a parar el partido.

Dicen que la fe mueve montañas y el Olímpico comenzaba a creer, con Sulián y Montoro encontrando vías de agua en la recepción y en el bloqueo croata, además de la aportación de Gaby Rocha y Lucía Varela en la red, dificultando el juego de ataque de un Mladost que veía como la tortilla se viraba en favor de las locales en la tercera manga, consumiendo un nuevo tiempo muerto con 18-11 en el marcador.

El Mladost apretaba para intentar evitar la disputa de un cuarto set y el Olímpico sufría para mantener la renta, lo que llevaba a Saurín a detener el partido con 19-16 en el marcador, intentando recuperar la senda del arranque del set.

Pero el Olímpico demostraba haber pagado ya la novatada en los primeros sets y apenas hacía concesiones a un Mladost que por fin hincaba la rodilla en el tercer asalto por un 25-21 que recompensaba el esfuerzo de las isleñas en la tarde de hoy (1-2).

La cuarta manga arrancaba con una igualdad máxima en el marcador, que nuevamente era rota por un parcial de 0-3 de las croatas superado el 6 iguales, que obligaba a Pascual Saurín a detener el partido para evitar un despegue del Mladost que parecía recuperar sensaciones a marchas forzadas (6-9).

El Olímpico recuperaba el terreno perdido a base de fe y trabajo, recuperando la renta perdida para igualar la contienda con un 12 iguales que les metía de lleno en la lucha por el set y el partido.

El juego coral del Olímpico parecía atragantársele a las croatas que volvían a detener el partido con un 16-14 en el electrónico, logrando a su regreso a la pista un parcial de 0-4 que les devolvía el mando en el electrónico, siendo Saurín quien optaba por congelar el tiempo en busca de cortar la nueva inercia positiva de su rival (16-18).

Helia y Suli tiraban de galones para liderar la remontada olimpiloca, pero el Mladost demostraba tener más vidas que un gato y se aferraba a la contundencia de Samadan para mantenerse por delante, entrando el set en su recta final con los dos equipos igualados (19-20).

El Olímpico demostraba que tenía ganas de más, pero el Mladost jugaba mejor sus cartas y cerraba el cuarto set con un luchado 23-25 que les daba la victoria final por 1-3 en el encuentro de ida.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios