Mucho más que fútbol en el Claret

15/07/2019

La Academy Training Gran Canaria cumple 10 años ofreciendo una formación multidisciplinar a los niños. Aunque el balompié es su razón de ser, pretende inculcar valores que van más allá del deporte.

La evolución y el crecimiento que ha experimentado la Academy Training Gran Canaria en la última década le ha permitido ofrecer en su décima edición un servicio de lo más completo a los niños que se han inscrito en este campus de fútbol estival. «Aunque nuestra razón de ser es el fútbol, vamos mucho más allá. Queremos que cada día sea un cúmulo de sueños y nuevas experiencias para los niños», explica Víctor Bermúdez, director y coordinador de esta academia que cuenta con más de 300 niños y 14 monitores.

Las jornadas, que van de lunes a viernes, arrancan a las 7.30 horas y concluyen a las 16.00. Más de ocho horas en las que los más pequeños de 4 años, y hasta los mayores de 16, se inician y perfeccionan sus habilidades en el deporte rey. «Cada día está dividido en cuatro postas. En la primera trabajamos la técnica individual, en la segunda la colectiva, la tercera posta está orientada a los aspectos del juego, y en la última realizamos una gymkana que incluye trabajo coordinativo y fuerza», detalla Bermúdez. Eso sí, cada fase está orientada y calibrada según la edad y el nivel del usuario. «Al ser un campus, el nivel es variado y siempre hay que adaptarse al niño. No obviamos ni al que está en proceso de iniciación, ni al que tiene un nivel más avanzado», explica.

Pero para ofrecer un servicio lo más completo posible, este campus va más allá del fútbol. Otros deportes como el pádel, la natación, el surf o el fútbol sala también tienen cabida en una academia totalmente multidisciplinar. «Queremos servir a cada niño experiencias inolvidables que le lleven a arraigarse al deporte. Ya no solo al fútbol, sino cualquier otra modalidad. Aunque el actor principal es el fútbol», comenta el director de la Academy Training Gran Canaria.

Y también hay hueco para una formación que supera a lo deportivo. El inglés, directrices sobre hábitos saludables, higiene dental o dieta sana y otros «aspectos fundamentales en la fase de crecimiento del niño». Todo esto, unido a las excursiones que semanalmente realizan fuera del colegio, permite a los más jóvenes vivir una nueva aventura cada día a la vez que aprenden. «Hace dos semanas fuimos al Urban Planet, la pasada nos acercamos a la Playa de Las Canteras para realizar actividades acuáticas. Iremos al cine...», enumera Víctor.

«El campus ha evolucionado en sintonía con el propio deporte y el sistema educativo. Cuando empezamos ya hacíamos alguna excursión, pero teníamos mas limitaciones. Ahora el abanico de posibilidades es máximo. Todos hemos mejorado con el tiempo», comenta con orgullo Víctor Bermúdez, echando la vista atrás, a 2009, cuando arrancó la primera edición «Hay mucho trabajo detrás, detalles, aspectos, horas, gente... Es necesaria colaboración y conocimiento para poder llevar a cabo este campus. Hay que estar bien preparados y tener conocimiento de causa sobre todos los aspectos», concluye Víctor Bermúdez, el artífice de un campus de verano en el que el deporte, el aprendizaje y los valores van de la mano.