Toyota Yaris: Enseña los dientes, marca territorio

20/05/2017

Toyota Canarias acaba de presentar la actualización de su utilitario estrella, receptor de ese toque enfatizador del dinamismo que la firma nipona está aplicando a sus creaciones más recientes.

ETIQUETAS:

Toyota Canarias acaba de presentar la actualización de su utilitario estrella, receptor de ese toque enfatizador del dinamismo que la firma nipona está aplicando a sus creaciones más recientes. Yaris sigue siendo el único vehículo del segmento B en disponer de versión híbrida, ahora estrenando propulsor 1.5 de prestaciones y consumo optimizados.

Conservando los pilares que han caracterizado a la tercera generación Yaris lanzada en 2011, Toyota ha sometido al nuevo Yaris a una profunda renovación, tanto en elementos que quedan a la vista como en algunos componentes internos (más de 900) que le permiten aumentar sus cualidades dinámicas, eficiencia de cara al consumo y nivel de seguridad.

Comenzando por la estética, asumida por el centro de diseño ED2 en el Sur de Francia, el Yaris 2017 luce una imagen más dinámica, extrovertida y vanguardista, aprovechando un recurso que la propia marca ha definido como apariencia de catamarán, pues tanto del paragolpes frontal como del posterior parecen emerger sendos patines que caracterizan a este tipo de embarcación.

El resultado es un efecto tridimensional más pronunciado, y la sensación de una presencia más amplia y pegada al suelo. El diseño simplificado del área alrededor del anagrama de Toyota refuerza aún más el efecto dinámico general. La calandra incorpora nuevos tratamientos que contribuyen a la imagen más decidida del Yaris, con un patrón de panal de abeja en el acabado superior y una disposición de barras horizontales escalonadas en las demás versiones.

Los faros antiniebla integrados a los lados de la parrilla también se han renovado, con un hueco más compacto y una línea vertical que se arquea suavemente siguiendo el borde exterior del paragolpes, con un detalle cromado brillante en las versiones superiores.

La silueta del nuevo Yaris resulta más dinámica a la que contribuyen la estilización de los grupos ópticos anteriores y posteriores, además del perfil del portón y la presencia de una moldura en los bajos de puertas que le confieren un toque deportivo.

A la oferta de colores se han añadido dos nuevas opciones: Azul Hydro y Rojo Tokio, para un total de diez tonos disponibles.

Nuevas tapicerías, acabados y colores

El habitáculo tampoco ha quedado exento del pincel renovador, dando pie a nuevas opciones de colores, tejidos y acabados que le aportan un ambiente más armonioso, destacando la combinación de tonalidades en las versiones de carrocería bi-tono, pues cada color exterior cuenta con un tratamiento interior a juego: azul con azul/negro, burdeos con rojo/negro, gris cálido con bronce/negro y negro con blanco/negro.

Los detalles de color comprenden las inserciones del cuadro de mandos y los paneles de las puertas, además de las inserciones de los respaldos de los asientos y los ribetes de los respaldos y los refuerzos de los asientos.

A nivel funcional, se ha incorporado un nuevo cuadro de mandos tipo “prismáticos”, que acoge las esferas analógicas, en medio de las cuales se sitúa una pantalla de información TFT de 4,2”, cuyos grupos de datos se pueden seleccionar desde el volante, que también presenta diseño renovado con la incorporación de inserciones en negro piano.

Otros nuevos detalles son las rejillas de ventilación al estilo de hélices, una sofisticada iluminación azul de los instrumentos y una ejecución más optimizada e integrada de la pantalla multimedia y los controles en la consola central, incluidos nuevos mandos que tienen un mejor aspecto y son más fáciles de usar.

Nuevo motor 1.5 gasolina

A nivel mecánico, la principal novedad del Yaris 2017 radica en el nuevo motor 1.5 gasolina 111 CV, que sustituye al anterior 1.33 (99 CV), al que supera en prestaciones puras y en eficiencia de consumo, pues es capaz de obtener una media de 4,8 litros/100 km.

Destaca su elevada relación de compresión (13,5) y la dualidad de funcionamiento, tanto en ciclo Otto como Atkinson, alternando de uno a otro en una fracción de segundo a través de su sistema de distribución variable VVT-iE.

Este nuevo propulsor, que puede ir acoplado a un cambio manual de 6 relaciones o a uno automático por variador continuo, pertenece la familia ESTEC (Economy with Superior Thermal Efficient Combustion), pues su eficiencia térmica alcanza un 38,5%, de las más altas de la industria, tan solo superado por el motor del Prius y el Kia Niro, cumpliendo con creces la normativa Euro6c de emisiones.

Como oferta complementaria aparece el conocido motor tricilíndrico de 1 litro y 69 CV; el 1.4 D-4D diésel de 90 CV y la joya de la corona, el 1.5 híbrido de 100 CV, con sus 3,3 litros de consumo.

El nuevo Yaris Híbrido sigue montando la mecánica 1.5 anterior, que nada tiene que con el 1.5 gasolina que estrena esta nueva edición, aunque sí ha sido retocado a nivel de chasis y parte ciclo con el propósito de incrementar el tacto de conducción y rumorosidad, para lo cual se han incorporado unos nuevos soportes de motor, palieres, sub-bastidor delantero, sistema de admisión de aire y se ha añadido un silencioso extra a la línea de escape.

Seguridad garantizada

La oferta del nuevo Yaris está compuesta por cinco acabados: Step, Move, Cool, Fun y Chic, cuyo denominador común es la incorporación del sistema ‘Safety Sense’ como equipo de serie, cuyo cometido es evitar, o en la medida de lo posible mitigar las consecuencias en caso de colisión, para lo cual se incluye Sistema de Seguridad Precolisión con Frenado de Emergencia, Control Inteligente de Luces de Carretera, Avisador de Cambio Involuntario de Carril y Reconocimiento de Señales de Tráfico, incluso desde la versión de acceso: Yaris Step con motor 1.0-69 CV, cuyo precio arranca en 11.400 euros, con posibilidad de acogerse a una financiación a 84 meses por 140 euros/mes.

Yaris GRMN, espíritu Gazoo Racing

Antes de que se desvelaran los rasgos del nuevo Yaris, la marca deslizó su versión hiperdeportiva, conmemorando el retorno al Mundial de Rallies tras 17 años ausencia, para lo cual puso a trabajar a sus equipos de diseño en Japón, encargado del chasis y los frenos, mientras que en Europa acometieron el desarrollo de habitáculo y motor, siendo este último el apartado que más cautiva, pues es capaz de desarrollar 210 CV a partir de un propulsor 1.8 con compresor volumétrico, no con turbo.

Su capacidad de aceleración hasta 100 km/h desde parado se anuncia en 6 segundos, montando sistema de tracción al eje delantero con diferencial autoblocante Torsen y cambio manual de seis marchas.

Se ofrece únicamente en versión de tres puertas y va equipado con llantas de 17 pulgadas firmadas por BBS y alerón trasero en negro, con vinilos en rojo y negro que ocupan la zona inferior de la carrocería. Otros elementos destacados son los diseños específicos de los paragolpes delantero y trasero, un difusor y la característica salida de escape central.