Subaru, preferentemente para entendidos

04/11/2018

Motor bóxer y tracción total simétrica son ingredientes que no pueden faltar en un crossover Subaru, que ha forjado su leyenda a partir de esta tecnología y de la pasión que pone en el diseño y construcción de sus automóviles, rodeados de un halo de exquisitez que los verdaderos entendidos saben apreciar.

ETIQUETAS:

La vedette de la firma japonesa es el XV, precisamente su modelo más pequeño y de menor potencia, que recientemente ha sido sometido a una actualización, centrada principalmente en la dotación de seguridad a través del sistema preventivo EyeSight, que incluye dos cámaras HD estereoscópicas con sensores CMOS montadas a ambos lados del espejo retrovisor interior para monitorizar las condiciones del tráfico, detectando objetos como vehículos y sus luces de frenado, peatones y ciclistas.

Por otro lado, el nuevo XV se monta sobre una plataforma modular global que le procura una distancia entre ejes 30 mm mayor y ancho de vías superior, lo que se traduce en ganancia de espacio para sus ocupantes.

Subaru, preferentemente para entendidos
Forester, un clásico

Desde su lanzamiento hace ya 21 anÞos, Forester es el modelo de maìs eìxito comercial de Subaru a nivel mundial, siendo el segundo modelo maìs vendido de la marca en 2017 tras su hermano menor XV.

Para este 2018, el crossover mediano de Subaru se ha visto beneficiado de importantes novedades centradas en la prioridad principal de la marca: ofrecer el mayor nivel de seguridad dentro y fuera del asfalto, implementando de serie la tercera generación del EyeSight, aumentada en prestaciones para los acabados Executive y Executive Plus.

Outback, de corte familiar

Estrenado en 1995, Outback supuso el debut de Subaru en la categoría crossover, convirtiéndose en el primer vehículo en combinar la comodidad y capacidad de carga propia de una berlina familiar, con unas fantásticas aptitudes para circular fuera del asfalto propias de un SUV, gracias a su tracción integral permanente simétrica.

En la quinta generación actual sigue prevaleciendo este sistema y el alabado motor 2.5 bóxer gasolina, acoplado a un cambio automático Lineartronic de 6 marchas, complementado todo ello por su exclusivo sistema de seguridad Eyesight que comparte con sus hermanos menores.