Nissan estrena motor 1.3T y cambio DCT en el Qashqai

Aprovechando la sinergia entre las marcas del Grupo Renault-Nissan-Mitsubishi, el Qashqai se va a beneficiar de una nueva motorización, que va a sustituir a otras dos anteriores.

CANARIAS7 / LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

Se trata de un propulsor de nuevo desarrollo, paradigma del ‘downsizing’ y la modulabilidad, pues con sus 1.3 litros de cubicaje y turboalimentación es capaz de ofrecer dos niveles de potencia: 140 y 160 CV, lo que supone elevar las prestaciones del Qashqai desde su modelo de acceso, que anteriormente eran 115 CV provenientes del motor 1.2 T-GDI

Este nuevo propulsor estará disponible junto con una nueva transmisión de doble embrague (Double Clutch Transmission -DCT, por sus siglas en inglés) de siete velocidades. Es la primera vez que se incluye un sistema de este tipo en un modelo Nissan de gran producción. La transmisión DCT ofrecerá a los conductores una experiencia dinámica más directa, un rendimiento mejorado y una entrega de potencia más lineal y silenciosa.

Existen tres combinaciones del nuevo motor de 1,3 litros: una versión manual de seis velocidades y 140 CV, una versión manual de seis velocidades y 160 CV y una versión con cambio DCT de siete velocidades y 160 CV.

El par generado será de 240 Nm para la versión de menor potencia, de 260 Nm para la versión manual de mayor potencia y de 270 Nm para la versión con cambio DCT. Todas las versiones cuentan con tracción delantera y cumplen el nuevo estándar de emisiones Euro 6d-Temp. Además, los intervalos de servicio se han ampliado con respecto a las versiones anteriores.

Un aspecto fundamental es su consumo, que según el método NEDC es de 5,3 litros/100 km y 121 g CO2 de emisiones en versión 140 y 160 CV con cambio manual. Mientras el 160 CV con cambio DCT se conforma con 5,5 litros/100 km y 122 g CO2/km.

Este nuevo motor se ha desarrollado en colaboración con Daimler, que lo adaptará también a sus vehículos Mercedes-Benz. La Alianza planea construir un millón de motores 1.3L en el próximo año fiscal, y se espera que más de la mitad de los Qashqai fabricados lo equipen.