Izan Guevara celebra la victoria en Motegi. / Reuters

GP Japón | Moto3

La revolución Guevara

Victoria del piloto español, que le sitúa como líder destacado del Mundial de Moto3

JESÚS GUTIÉRREZ

Hacía tres años que el circuito de Motegi no acogía una carrera del mundial por culpa de la pandemia. Muchos de los jóvenes pilotos de la categoría de Moto3 ni siquiera habían pisado Japón y entre ellos, Izan Guevara, que llegaba a ciegas en un fin de semana difícil para estrenarse en esta pista por las condiciones meteorológicas. El viernes solo se hizo un entrenamiento de 45 minutos en seco. El sábado arreció la lluvia y no era el mejor día para aprender. Y antes de la carrera, todavía quedaba el último entrenamiento de 10 minutos, el warm up del domingo, que tampoco pudo aprovechar el piloto balear por culpa de una caída en el inicio de la sesión. Es decir, Guevara se alineaba en parrilla con un puñado de vueltas en seco en un circuito que acababa de conocer.

Poco le importó al joven talento balear, que utilizó la misma estrategia que ya le había funcionado hace una semana en Aragón. Desde la novena posición en parrilla, necesitó menos de una vuelta para situarse en cabeza e imponer un ritmo demoledor que dejó el grupo delantero reducido a cuatro unidades, con Sasaski, Foggia y Jaume Masià. Es el estilo Guevara, toda una revolución para la categoría de Moto3 que habitualmente se resuelve en grandes grupos. Una vez hecho el roto, Guevara cedió el liderato de la carrera al piloto local, Sasaki, mucho más experimentado en esta pista y que le llevó en volandas hasta las últimas vueltas. Entonces, a cinco del final llegó el ataque definitivo del piloto balear, que abrió un pequeño hueco de medio segundo con sus perseguidores y que fue capaz de mantener hasta la bandera de cuadros.

La victoria de Guevara, la quinta de la temporada, le deja líder destacado de un campeonato al que le quedan cuatro carreras (100 puntos). Su único rival por el título, Sergio García, finalmente salvó los muebles con una peleada cuarta posición pero ya está a 45 puntos de su compañero de equipo. Matemáticamente todavía no tendrá la primera bola de título la próxima semana en Tailandia, pero el revolucionario Guevara ya ha puesto las bases para coronarse campeón antes de llegar a Valencia.

Temas

Moto3