Marc Márquez, rodando este viernes sobre el trazado tailandés. / Manan Vatsyayana (Afp)

MotoGP

El perfil bajo de Marc Márquez

El piloto español comienza el Gran Premio de Tailandia con el mejor tiempo del FP1 en seco y con el cuarto en la combinada de entrenamientos libres del viernes

JESÚS GUTIÉRREZ BURIRAM

El jueves, durante la rueda de prensa oficial, Marc Márquez aseguraba que este fin de semana en Tailandia mantendría un «perfil bajo» y que la lucha por la victoria no entraba en sus planes. Hubo alguna sonrisa disimulada entre los presentes, sobre todo cuando el piloto que tenía a su izquierda, el socarrón australiano Jack Miller, le miró con desconfianza y dijo aquello de «sí, sí… seguro que Márquez sale a competir con un perfil bajo», provocando, esta vez sí, las carcajadas en la sala de conferencias del circuito de Chang. Nadie se podía creer que después de la carrera que había hecho en Japón (cuarto puesto), el piloto español no subiera la apuesta en Tailandia. Y nadie erraba, por cierto.

En el primer entrenamiento del viernes, Marc Márquez conseguía el mejor tiempo de la mañana. Ya había logrado liderar una sesión libre en Japón, con la diferencia de que entonces la lluvia fue su aliada y ahora lo había hecho en seco, con neumáticos blandos como habían puesto el resto de sus rivales en la parrilla. Y eso que nada más comenzar el entreno, el piloto de Cervera se fue al suelo, en un arrastrón sin consecuencias. Allí se vio otro gesto que decía mucho de su condición física. Él solo levantaba su moto del suelo haciendo fuerza con los dos brazos y sin dudar, algo impensable unos meses antes. Detalles del viejo Márquez. como cuando aseguraba que «había usado muchas vidas» después de completar el primer día de entrenamientos, en referencia a lo que había arriesgado en las dos sesiones de entrenamientos libres: «He sido agresivo desde el principio del FP1 hasta la última vuelta del FP2», sentenciaba el español.

No pudo mejorar su tiempo en ese segundo entrenamiento libre de la tarde porque se encontró con banderas amarillas cuando venía en su mejor vuelta. Aparecieron entonces las Ducati para hacer lo que mejor saben: volar a una vuelta. El francés Johann Zarco terminó con el mejor crono del viernes, por delante de Pecco Bagnaia y Jorge Martín. Con su registro de la mañana, Márquez acabó cuarto clasificado, por delante del líder Quartararo. Los dos únicos que se pudieron infiltrar entre al arsenal de motos italianas que les rodearon, ya que quinto terminó Jack Miller y sexto Luca Marini, ambos con Ducati.

Muchos más problemas se encontró Aleix Espargaró, que firmó un viernes discreto para lo que se ha acostumbrado este año. No termina de encajar la Aprilia con este trazado tailandés donde sufre uno de los peores males que puede tener una MotoGP: el 'spin' o problemas de derrape del neumático trasero. Es decir, cuando una moto acelera tras salir de la curva y en lugar de transmitir toda la potencia del neumático al suelo para impulsarse, este desliza sobre el asfalto y hace que la moto no avance como debiera. En el box de Aprilia trataron durante todo el día de solucionar un problema recurrente, que no solo padeció Aleix Espargaró, sino también su compañero de equipo, Maverick Viñales. El decimotercer puesto del viernes es insuficiente y de momento le sitúa fuera del top 10 que da acceso directo a la Q2. De no remediarlo durante el FP3 del sábado, y la previsión es de lluvia, debería pasar por la repesca de la Q1 para buscar un tiempo en la parrilla.

Calendario 2023

El promotor del campeonato, Dorna, ya ha hecho público el calendario provisional para el próximo año. En total se disputarán 21 grandes premios, uno más que en 2022, y se estrenan dos nuevos circuitos en países donde MotoGP no había llegado hasta ahora: Kazajistán y la India. En el primero, se ha construido un nuevo complejo del motor (Sokol International Racetrack) a las afueras de Almaty, la ciudad más grande del país. En el segundo, se aprovecharán las instalaciones del Buddh International Circuit al sur de Nueva Delhi, donde ya se disputaron dos carreras de Fórmula 1 en el pasado. Este nuevo calendario va en consonancia con las intenciones del promotor de globalizar el campeonato (diez carreras se celebrarán fuera de suelo europeo) y la primera consecuencia es que España perderá una de sus cuatro citas, la de Aragón. La idea es que en la Península Ibérica no se disputen más de tres carreras, y que los circuitos españoles y portugueses roten en un futuro.