Marc Márquez, pilotando durante los test en Misano. / EP

MotoGP

Las cien vueltas de la esperanza de Marc Márquez

El piloto de Cervera no esperaba encontrarse tan bien en el test de Misano y en los próximos días valorará su regreso a la competición la semana que viene en Aragón

JESÚS GUTIÉRREZ MADRID

«Mucho mejor de lo esperado». Así valoraba Marc Márquez estos dos días de entrenamientos que ha completado en el circuito de Misano. En el primero rodaba solo por la mañana y terminaba con 39 vueltas. En el segundo doblaba mañana y tarde para llegar a las 61. En total, cien sobre su Honda de MotoGP. Muchas más de las que a priori tenía pensado. Y sobre todo, en unos tiempos que demuestran que ya es tan rápido como antes de su última operación y que solo le faltan horas de pista. Márquez terminó con el decimotercer mejor crono, a medio segundo del hombre más rápido del test, Fabio Quartararo, y siendo la mejor Honda de las cinco que había en pista.

Cada día que pasa, Márquez se encuentra más cerca de volver, aunque mantiene un discurso conservador. «Si mañana fuera la carrera no la acabaría». Pero no esconde que su objetivo es volver a competir lo antes posible, y si puede ser en el Gran Premio de Aragón, que se disputa la próxima semana, mucho mejor. Tiene vía libre por parte de su equipo médico personal, que considera que su trabajo de curación del hueso ya está cumplido. Ahora es el piloto el que debe valorar su estado físico y la mejor rehabilitación pasa por estar encima de la moto, que es donde se trabajan los músculos específicos. Los próximos dos o tres días serán claves. Si después de esta paliza de cien vueltas sobre una MotoGP aparecen las molestias, parará. Pero si la evolución del brazo mantiene una línea ascendente, ganará fuerza su retorno a las carreras.

La noticia negativa la protagoniz´ó Aleix Espargaró, que acabó el test antes de lo previsto para él por culpa de una caída que le provocó una pequeña fractura en el dedo meñique de la mano izquierda. Aunque en principio no requerirá intervención quirúrgica, será un hándicap en la carrera de Aragón para el tercer clasificado en la general de MotoGP.