Pedro Acosta, en el circuito del Algarve. / AFP

GP del Algarve

Acosta busca cerrar Moto3 y Fernández alargar Moto2

El murciano sale decimocuarto, diez puestos por detrás de su rival, Dennis Foggia, mientras que el madrileño parte primero, justo por delante de Remy Gardner

BORJA GONZÁLEZ Portimao (Portugal)

Pedro Acosta afrontará en el circuito del Algarve su segundo intento de cerrar este Mundial de Moto3 que hasta agosto parecía no tener otro dueño que él. Con 21 puntos de ventaja y sólo 50 por repartir, el murciano tiene que sumar cinco más que su rival, Dennis Foggia, para lo que se propuso en este fin de semana un cambio de estrategia: volver a salir al ataque, como hacía hasta que ganó su último gran premio, en Austria, en lugar de ir un poco más a la defensiva.

Fue sexto en el primer entrenamiento libre, cuarto en el segundo, sexto en el tercero… pero decimocuarto en el primer momento de la verdad, en el oficial, eso después de terminar siempre por detrás de Foggia, que fue primero, segundo, segundo y cuarto en una parrilla de salida que liderará por primera vez desde que compite en el Mundial Sergio García, retornado en esta cita después de estar ausente en las últimas dos por una lesión en un riñón, cuando andaba aún con opciones de pelearle el título a Acosta y Foggia.

«En realidad estoy contento», señalaba el líder de la general, lanzando un mensaje optimista y achacando su mala posición en la parrilla a un mal devenir de la sesión. «No esperaba que fuera a ser un buen día para hacer una buena sesión de calificación por lo que habíamos visto en el segundo y tercer entrenamientos libres. Parece que Jaume (Masiá) y yo somos las almas de caridad del paddock y vamos repartiendo ruedas por ahí. Pero no estamos muy atrás. Aquí me siento bastante fuerte, como hacía tiempo que no me sentía, a partir de los cambios que hicimos tras Misano. No hay nadie en la parrilla que tenga mejor ritmo que el que tenemos Jaume y yo, así que creo que no está tan mal», valoraba a continuación. Una sensación, la de tener un potencial oculto en el circuito en el que ya ganó en abril, de la que pretende tirar este domingo para cumplir con el objetivo de cerrar el campeonato de la cilindrada menor.

Emoción en Moto2

El que también volvió a salir al ataque, pero en su caso plasmándolo con el resultado en pista, fue Raúl Fernández, que sumó su séptima pole de la temporada, una posición desde la que pretende seguir metiendo presión al líder de Moto2, Remy Gardner, que le aventaja en 18 puntos. El español ya había terminado primero el viernes, y en la segunda jornada del gran premio dominó los dos entrenamientos, fijando en el oficial un nuevo récord del circuito con un crono 269 milésimas mejor que el del australiano y más de cuatro décimas más rápido que el del tercero, Fabio Di Giannantonio, una prueba de la superioridad mostrada por el madrileño de cara a una carrera en el que buscará meter presión al líder y rebajar su ventaja en la general para llevar la resolución del campeonato a la última prueba de Valencia.

«Apretarlo hasta que no pueda más, es lo que tengo que hacer. Tengo que enseñarle que, aunque gane o pase lo que pase, yo soy el que más entrenos lidera, el que más poles y más victorias tiene. Es un poco un duelo psicológico, porque también está esa parte de orgullo y es con lo único con lo que puedo jugar, que el orgullo le pueda un poco», razonaba el español, que buscará escaparse en solitario en carrera y esperar luego a ver qué es capaz de hacer Gardner. 

La carrera de Moto2 cerrará esta vez el programa del domingo (se disputará a las 15:30 en horario peninsular), justo tras MotoGP, cuya parrilla estará liderada por quinto gran premio consecutivo por Pecco Bagnaia, que batió el récord del circuito del Algarve y que tendrá al lado a su compañero de equipo Jack Miller. Otro gran resultado de Ducati que metió cuatro motos en las cinco primeras posiciones (con Jorge Martín cuarto y Johann Zarco quinto, curiosamente en un fin de semana en que sus pilotos están recibiendo la ayuda de los consejos del único campeón con la moto italiana, Casey Stoner), y con una Suzuki y una Honda como inquilinas de las otras dos plazas en las dos primeras líneas: en tercer puesto Joan Mir, que por primera vez desde que es piloto de MotoGP saldrá desde uno de los tres primeros puestos, y en el sexto Pol Espargaró. El campeón del mundo, Fabio Quartararo, y que ha compartido el dominio en Portugal con Bagnaia, saldrá séptimo.

Temas

MotoGP