Tecnología

Mercedes AMG fabrica el motor de 4 cilindros más potente del mundo

14/06/2019

El propulsor de 2,0 litros de nuevo desarrollo de Mercedes-AMG con la denominación interna M 139 es el motor sobrealimentado de cuatro cilindros más potente fabricado en serie en todo el mundo, con una potencia de hasta 421 CV.

El propulsor de 2,0 litros de nuevo desarrollo de Mercedes-AMG con la denominación interna M 139 es el motor sobrealimentado de cuatro cilindros más potente fabricado en serie en todo el mundo, con una potencia de hasta 421 CV.

Con ello, Mercedes-AMG supera en 40 CV las cotas de su antecesor M 133, que asumía hasta ahora el liderazgo en este campo. También ha aumentado el par máximo, de 475 a un máximo de 500 Nm. Con una potencia por litro de cilindrada de hasta 211 CV, el nuevo motor de altas prestaciones con turbocompresor de Mercedes-AMG supera a las mecánicas de muchos superdeportivos de reputadas marcas. El nuevo motor de alta eficiencia se fabrica en Affalterbach en una innovadora línea de producción, siguiendo el principio “OneMan, OneEngine”.

El nuevo motor se monta completamente a mano. En el primer piso de la planta artesanal de motores de AMG en la sede de Affalterbach se ha instalado para ello una línea de fabricación basada en un concepto completamente nuevo.

En comparación con el grupo de cuatro cilindros M 260, que se monta asimismo en posición transversal en los modelos 35, o con el antecesor M 133, hemos girado la posición de montaje del nuevo Mercedes-AMG M 139 en 180 grados en torno a su eje vertical. Esto significa que el turbocompresor y el colector de escape se encuentran detrás del motor (mirando en el sentido de la marcha), junto a la pared separadora entre el compartimento del motor y el habitáculo.

El nuevo turbocompresor con sistema de doble entrada conjuga una respuesta ideal a bajas revoluciones con un gran aumento de la potencia en el margen superior de revoluciones. La carcasa de la turbina está dividida en dos ramales de flujo paralelos.

Además, y por primera vez, el eje que soporta el giro del compresor y la propia turbina se apoya sobre rodamientos, al igual que sucede en la ejecución de mayor potencia del motor AMG V8 de 4,0 litros montado en el AMG GT Coupé de 4 puertas.De ese modo, el turbocompresor responde con mayor rapidez y gira a mayor velocidad, alcanzando un régimen máximo de hasta 169.000 rpm. Una presión de sobrealimentación máxima de 2,1 bares coloca a este motor a la cabeza de su categoría.

Para la refrigeración del turbocompresor se utiliza aceite, agua y también aire fresco. La parrilla conduce con precisión el aire al turbocompresor pasando por encima de la cubierta del motor, configurada como elemento deflector, y a través de canales situados por debajo del capó.

Las camisas de los cilindros se revisten utilizando la tecnología patentada NANOSLIDE para reducir las pérdidas por fricción entre los pistones y los cilindros. En la culata se ha modificado la posición de los inyectores y las bujías, que asumen ahora además una disposición ligeramente inclinada. De ese modo es posible utilizar válvulas de escape considerablemente mayores que en el motor precedente M 133.