Automovilismo

Lemes y Peñate mandan en el Rally Villa de Santa Brígida

27/06/2020

Esta especial edición del Rally Villa de Santa Brígida casi quedaba decidida en los dos primeros tramos de la prueba, en donde un pequeño toque de Yeray Lemes-Rogelio Peñate (Hyundaii20 R5) en el primer tramo cronometrado entre La Atalaya y Valsequillo y, posteriormente, un trompo de Luis Monzón-José Carlos Déniz (Citroën C3 R5) en el TC2 de Pino Santo dejaba la competición satauteña prácticamente decidida en este Rally al esprint.

ETIQUETAS:

Con estos acontecimientos, era Lemes el que se ponía en cabeza y, aunque sufría problemas de neumáticos (se desgastaron en exceso) lograba mantener la privilegiada posición, ganando un rally histórico ante un Monzón, que lo daban absolutamente todo, pero con un coche nuevo al que todavía no se ha adaptado y, un pinchazo en el penúltimo tramo lo dejaban en la segunda posición de la general.

En una imaginaria tierra de nadie, Toñi Ponce-Dani Rosario (Hyundai i20 R5) se mantuvo durante toda la competición en la tercera plaza de la general, sin llegar a los tiempos de cabeza, pero tampoco sin ser inquietado por el equipo que llegaba por detrás, que no era otro que el de Emma Falcón-Cándido Carrera (Citroën C3 R5) que volvía a la competición con nuevo copiloto y algún problemilla en sus interfonos, pro conseguía la cuarta plaza de la general.

Esos fatídicos primeros tramos también pasaron la factura a más equipos, sobre todo a varios que aspiraban a las primeras plazas, como Ayose Benítez-Joel Benítez con problemas eléctricos en su Mitsubishi que al final les obligaban a retirarse, o los problemas de motor de Juan Carlos de La Cruz-Miguel Ángel Rodríguez en el Mitsubishi Evo IX, aunque les permitió seguir en carrera.

A todo esto, Rubén Curbelo y Ariday Bonilla (VW Polo N5) también tuvo problemas en esos primeros tramos que los mandaba a la duodécima plaza de la general, pero remontaba al final hasta una meritoria quinta posición de la general en el estreno del coche de Fuertwagen Motorsport.

Una de las figuras de este rally satauteño fue el equipo local de Oliver Nieves-Emilio Pérez (Renault Clio Cup N2) consiguiendo la sexta posición de la general, primeros de su clase y grupo, en una prueba en la que ha sido el primero de los equipos sin tracción a las cuatro ruedas. Los siguieron en la clasificación Alberto Monzón-Aday Suárez con un vehículo similar.

Ya en la octava posición, Juan Carlos Quintana-Yeray Mujica (Mitsubishi Evo X) daban un auténtico espectáculo en el estreno de unos nuevos neumáticos, en sus pocas incursiones en el asfalto, aunque también sufría con la caja de cambios de su coche.

Cerrando la lista de los diez primeros clasificados, Juan Carlos de La Cruz-Miguel Rodríguez (Mitsubishi Evo IX) que tuvo muchos problemas en el motor de su vehículo, remontaba hasta la novena plaza de la general, seguidos de Juanillo Betancort-Juan Carlos Díaz (Toyota Corolla Twin Cam) que eran los primeros clasificados en el grupo TA.

En cuanto a los diferentes Trofeos y Copas monomarca, en el Trofeo Toyota Enma 2RM victoria para Acoran Navarro-Jonathan Santana. En el Trofeo Opel N3, victoria sin paliativos para Gilberto y Jesús Rodríguez.

Gran respuesta.

La afición canaria volvió a demostrar que es una afición de 10, que hizo posible la celebración de la trigésimo sexta del Rally Villa de Santa Brígida al respetar las nuevas normas impuestas por la covid-19. También la felicitación se extiende a la organización de la prueba, que supo aguantar la presión que suponía ser los primeros en programar una prueba automovilística en toda España y la sacaron adelante de manera brillante.