Kia e-Niro: le sobran argumentos

08/07/2019

La firma coreana acaba de confirmar su candidatura a abanderar el movimiento sostenible con la cuarta versión electrificada de su gama, tercera basada en el modelo Niro. La versión cien por cien eléctrica de este peculiar crossover pone el acento en la funcionalidad de uso y la autonomía, cuyo alcance homologado es de nada menos que 455 km.

e-Soul, pionero eléctrico de Kia, cuenta desde ya con un compañero de viaje que aboga por la movilidad cero emisiones en conducción y, como no podía ser de otra manera, porta el apellido “Niro” en su nomenclatura. Con esta versión recién presentada por Kia Canarias, la saga queda completa y conformada por la variante híbrida, híbrida enchufable y eléctrica. Falta por saber si la versión de hidrógeno anunciada por Jorge González, director general de la marca para el Archipiélago, estará basada en el polivalente Niro.

Este modelo, que representa la versatilidad hecha automóvil, es capaz de acoger bajo una misma plataforma tres tipos de tecnología sostenible, además de mezclar con sabiduría las particularidades del segmento crossover con las del familiar Station Wagon, hasta casi rozar el monovolumen, es decir, un ejercicio de omnipresencia que Kia ha sabido explotar de manera brillante.

Kia e-Niro: le sobran argumentos
Dos niveles de autonomía

Consciente de las condiciones favorables del territorio canario para la movilidad eléctrica, Kia ha decidido comercializar el e-Niro en versión de autonomía extendida (455 km) y estándar (289 km), esta última con un alcance que de forma holgada cubre las necesidades máximas de desplazamiento diario de un conductor isleño.

Sus unidades propulsoras disponen igualmente de dos niveles de potencia: 204 y 136 CV, al igual que su costo de adquisición: 38.475 y 32.925 euros respectivamente.

Ambas versiones recurren a los iones de litio como elemento de composición de su batería. La de mayor capacidad dispone de 64 kWh, que en ciclo WLTP permite recorrer 455 km con una sola carga, mientras en ciclo urbano la marca declara hasta 615 km.

La versión estándar tiene 39,2 kWh, para una autonomía de 289 km con una sola carga (ciclo combinado WLTP). Enchufado a un cargador rápido de 100 kW solo requiere 42 minutos para que la batería del e-Niro pase del 20% al 80% de carga.

Los 204 CV y 395 Nm de par del e-Niro tope de gama le permiten acelerar de 0 a 100 km/h en 7.8”, mientras que el motor de 136 CV, también con 395 Nm de torque, lo hace en 9.8”. El primero tiene una velocidad punta de 167 km/h, y el segundo de 155 km/h.

En breve tendremos ocasión de ponernos al volante del e-Niro, y será el momento de describir y valorar su comportamiento dinámico.

Kia e-Niro: le sobran argumentos
Estética propia

Nacido en los centros de diseño de Kia en California EEUU) y Namyang (Corea), el e-Niro se distingue de las versiones híbrida y PHEV por la característica parrilla ciega de los eléctricos, en este caso una ‘tiger nose’ futurista que integra una toma de carga y el logo Niro en bajorrelieve. Las tomas de aire del paragolpes rediseñadas y las nuevas luces diurnas LED con forma de flecha están combinadas con elementos destacados con color azul claro, que acentúan su diseño eléctrico exclusivo.

La discreta línea de carácter y las lunetas traseras cónicas realzan el estilizado perfil, al tiempo que dan más espacio a sus poderosos pasos de rueda, que acogen las llantas de 17” y cinco radios con patrón de diamante y acabado de dos tonos.

En la zaga el paragolpes incorpora igualmente elementos resaltados en azul claro, similares a los del frontal, y los pilotos traseros de LED dibujan la misma firma luminosa reconocible y distintiva de sus hermanos de gama híbrida e híbrida enchufable.

El e-Niro está disponible con una selección de siete colores exteriores, uno sólido (Clear White) y seis metalizados (Aluminium Silver, Aurora Black, Platinum Graphite, Runway Red, Gravity Blue y Snow White Pearl), una paleta de tonos atrevidos o más neutros queenfatizan la faceta ecológica en el diseño del coche y que complementan a los elementos azules que adornan la carrocería.

Kia e-Niro: le sobran argumentos
Amplitud interior

El habitáculo de la variante eléctrica se diferenciade las otras dos versiones Niro por una serie de nuevas funciones y elementos de diseño. El estilo de la consola central constituye el cambio principal en el e-Niro, ya que la propulsión completamente eléctrica hace innecesario la tradicional palanca de cambio. La transmisión física ha sido reemplazada por un pomo giratorio selector tipo “cambio por cable”.

Además de este mando giratorio, la consola central aloja los botones para el freno de estacionamiento electrónico, los de la calefacción y la ventilación de los asientos, el de la calefacción del volante, el selector de modos de marcha, los sensores de aparcamiento y el de la función de frenado “Auto Hold”.

Kia e-Niro: le sobran argumentos

El sistema multimedia cuenta en el centro del salpicadero con una pantalla táctil de 7 u 8”, en función del acabado (Spirit o Klass), que ofrece una serie de funciones específicas para vehículos eléctricos de Kia. Permite que los ocupantes localicen los puntos de recarga próximos, controlen el nivel de carga y la autonomía restante, entre otras funcionalidades.

El cuadro de instrumentos recurre a una pantalla TFT LCD de 7” que muestra la información de la conducción y de la carga de la batería durante la marcha. También se evalúa el estilo de conducción de quien esté al volante, atribuyéndole un tanto por ciento de la conducción “económica” que ha realizado en cada viaje.

Al habitual control y gestión electrónico de estabilidad, el e-Niro incorpora otros sistemas de ayuda a la conducción, comoel aviso de colisión frontal, asistente de frenada de emergencia por colisión frontal, control de crucero inteligente con función de parada y arranque automática, asistente dinámico para luces de carretera, detector de fatiga del conductor y asistente para el seguimiento del carril, que funciona entre 0 y 130 km/h.

Kia e-Niro: le sobran argumentos
Arturo Boyra: “eléctrico-convencido”

Durante la presentación del e-Niro en la Finca Los Pinos (Firgas, Gran Canaria), intervino de forma locuaz Arturo Boyra, primer cliente de un Kia eléctrico en Canarias. Y lo hizo para alabar las bondades de la movilidad eléctrica, a la cual se sumó hace cuatro años cuando adquirió a ciegas, sin ver ni probar, el primer e-Soul que llegó a las Islas.

Boyra es un ferviente defensor de esta tecnología de propulsión, que le ha permitido superar con creces sus mejores previsiones de ahorro y amortización (1.400 euros/año respecto a un térmico). La mayor parte de las veces recarga su e-Soul enchufándolo a una toma que se alimenta por energía fotovoltaica.

El pasado mes de abril acudió a una revisión rutinaria en la que encontraron un pequeño fallo en la batería de alto voltaje, la cual le fue sustituida en garantía por una nueva y de mayor capacidad.

Boyra ha hecho suya una frase reveladora: “Antes de hablar de un eléctrico, hay que probarlo...” Aunque ni presume de ello ni lo pretende, Arturo se ha convertido en espontáneo “influencer” de lo eléctrico, sin postureo ni frivolidad, con hechos tangibles, que es como realmente se calan los postulados.