Hyundai dinamiza el Tucson con el acabado N Line

26/07/2019

La “N” en Hyundai es sinónimo de deportividad: Nürburgring, Namyang, siendo merecedora de los modelos con aspiraciones dinámicas.

ETIQUETAS:

La “N” en Hyundai es sinónimo de deportividad: Nürburgring, Namyang, siendo merecedora de los modelos con aspiraciones dinámicas, para los cuales la firma coreana ha creado su propia línea, comenzando por el compacto i30.

El siguiente en la escala de sucesión es el modelo fetiche coreano: Tucson, que acaba de ser nominado para representar esta corriente, combinando la versatilidad de un crossover con su faceta más deportiva, para lo cual presenta un nuevo diseño de los paragolpes y la parrilla con cromados oscurecidos.

Hyundai dinamiza el Tucson con el acabado N Line

Además, las llantas oscuras de aleación de 19”, los retrovisores y el alerón trasero en negro brillante resaltan su carácter deportivo. Los faros delanteros con bisel oscuro, el nuevo diseño de las luces de circulación diurna LED y las líneas de cintura de la ventana oscuras en combinación con las manetas de las puertas del color de la carrocería, también crean un aspecto más dinámico para el Tucson N Line.

En su interior, destacan los asientos deportivos con tapicería combinada de cuero y alcántara específicos de la línea N, así como los pespuntes rojos en el volante y los asientos. Los pedales deportivos de aleación y la palanca de cambios N revestida de cuero, también forman parte de los detalles exclusivos de este acabado.

En el apartado motriz, el Tucson N Line está disponible con los dos motores más prestacionales de la gama: unidad gasolina 1.6 T-GDi de 177 CV y el propulsor híbrido 48 V CRDi de 2.0 litros, el más potente de la oferta de motores del Tucson con 185 CV.