GT X Experimental, el SUV del futuro según Opel

03/09/2018

La firma germana ha decidido plasmar su visión de los automóviles futuros en un SUV compacto de solo 4.063 mm de largo (distancia entre ejes: 2.625 mm; ancho: 1.830 mm; alto con antena incluida: 1.528 mm).

ETIQUETAS:

Los SUV son actualmente los vehículos más populares del mercado y Opel tiene el deseo de hacerlos incluso más atractivos para un amplio público. Para ello, los SUV también deben ser más eficientes que nunca. Por eso el Opel GT X Experimental se ha fabricado con una arquitectura ligera, tiene un formato compacto y rueda sobre llantas de 17 pulgadas que visualmente parecen mucho mayores y, al mismo tiempo, ofrecen mayor comodidad de la conducción y refuerzan su aspecto sorprendente.

Haciendo honor a la promesa del plan PACE! de ofrecer una versión electrificada de cada modelo Opel a partir de 2024, el GT X Experimental es un coche completamente eléctrico impulsado por una batería compacta de ión-litio de 50 kWh de última generación con carga inductiva.

GT X Experimental, el SUV del futuro según Opel

El GT X Experimental no está concebido para ofrecer conducción completamente autónoma. No obstante, tiene funciones de conducción autónoma de nivel 3, lo que significa que puede gestionar todos los aspectos de la conducción, pero el conductor tiene que responder a las solicitudes de intervención.

Su rotunda silueta está acentuada por la intrépida identidad gráfica que separa las zonas superior e inferior. La sección inferior está pintada de un luminoso gris claro, y toda la parte superior, incluido el capó, las ventanas y el techo, es de color azul noche, casi negro.

Entre ellas se ha incluido un marcado acento distintivo amarillo de Opel que fluye a través del coche para acentuar su estructura y dinamismo. La paleta de colores recuerda la combinación gris/ negro/ amarillo tradicional de Opel, pero reconfigurada para crear una sensación moderna de frescura.

El GT X Experimental recibe a los pasajeros con un acceso espacioso sin obstáculos gracias a las puertas traseras de apertura hacia atrás y a las cuatro puertas que se abren en un ángulo de 90 grados para reforzar el carácter accesible del concepto. El parabrisas/techo panorámico curvado llega hasta detrás de los asientos posteriores, resaltando la luz del SUV y la sensación de amplitud.

El espacioso interior del Opel GT X Experimental se basa en los mismos principios y opciones de simplificación visual y digital. Rodeada por un parabrisas/techo panorámico y una ventana lateral continua, el estilizado habitáculo disimula las innovaciones con las que está equipado.

GT X Experimental, el SUV del futuro según Opel

La característica destacada del interior es el salpicadero alojado en un módulo que imita al Opel Vizor: el «Pure Panel» de Opel. Una amplia pantalla única recibe a los conductores y muestra que la profusión de pantallas, botones y controles que se ven con frecuencia en los vehículos producidos actualmente puede resultar obsoleta. El Pure Panel permite a los conductores acceder a la tecnología más avanzada para obtener la información que necesitan eliminando todos los elementos de distracción visual.

GT X Experimental, el SUV del futuro según Opel

La pureza del diseño interior también puede apreciarse en la posición inteligente de las boquillas de ventilación. Se han ocultado detrás de las pantallas, para presentar superficies completamente limpias y depuradas. El Pure Panel también muestra cómo Opel utiliza la tecnología para simplificar la vida de los clientes.

Dos pantallas ubicadas a la izquierda y a la derecha del panel frontal muestran las imágenes laterales de las pequeñas cámaras emergentes. Además, el diseño del volante se ha simplificado, mientras que el módulo central reproduce la forma del Opel Vizor. Y, al igual que sus homólogos en las ruedas, el «Blitz» LED de Opel que aparece en el centro permanece derecho sea cual sea la posición del volante.