Borrar
Un aficionado se fotografía junto a Fernando Alonso en el circuito de Suzuka. Toshifumi Kitamura (Afp)
Suzuka, un circuito para gozar de la Fórmula 1
Gran Premio de Japón

Suzuka, un circuito para gozar de la Fórmula 1

Tanto los aficionados como los pilotos disfrutan cada vez que llegan al trazado japonés, donde hay serias esperanzas de ver acción en pista con un Verstappen con ganas de revancha

David Sánchez de Castro

Madrid

Jueves, 4 de abril 2024, 10:07

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Siguen las carreras de Fórmula 1 a horarios extraños, pero esta vez será un madrugón que nadie en territorio europeo lamentará. El Gran Premio de Japón, que vuelve al principio del calendario tras muchos años fijado hacia el final de la temporada con el serio peligro de coincidir con época de tifones y tormentas, es la cuarta prueba del año y, pese al dominio aplastante que se prevé de Max Verstappen, puede ser una carrera en la que haya mucho que ver.

Y es que este es un trazado de los de la vieja escuela, donde el DRS casi estorba. Escenario de algunos de los momentos cúlmenes de la historia del automovilismo, como esas rencillas entre Ayrton Senna y Alain Prost o adelantamientos ahora impensables como el de Fernando Alonso a Michael Schumacher en la legendaria 130R, Suzuka es de esos circuitos donde no hay carrera mala o donde siempre hay esperanza de que se viva acción en pista. Además, el contexto en el que se produce la cita de este año da motivos para estar esperanzados.

Y es que aún colea mucho lo sucedido en Australia. La victoria de Carlos Sainz, en la que se culminó como un piloto muy a tener en cuenta por el resto, dejó claro que la batalla en Ferrari por ver quién es el número 1 no está ni mucho menos decidida. A Charles Leclerc hace ya tiempo que se le notan las costuras, pero ahora con Lewis Hamilton como compañero en el horizonte empiezan a verse unos boquetes más que serios en su traje de 'predestinato'. Y es que Sainz, pese a perderse una de las tres carreras disputadas, está a solo siete puntos de su compañero y a solo once del liderato. ¿Qué hubiera pasado sin esa inoportuna apendicitis?

La lógica apunta a que Sainz no pasará mucho más de ahí. Llega a la cuarta carrera del año en cuarta posición, pero con Sergio Pérez (cuya continuidad en Red Bull se explica aún muy regular, si así lo deciden para 2025) a tiro, amén de su compañero. Solo una eventual resurrección de Verstappen, que tras esa sospechosa avería que le dejó tirado en Melbourne tiene ganas de venganza, podrá privar del espectáculo a los que vayan a ver la cita nipona. No habrá que dejar de lado en la pelea por los puestos de honor a pilotos como Lando Norris, qe ya sumó un podio en Melbourne, o ni mucho menos a su compañero Oscar PIastri y, quizá, a los hombres de Mercedes, especialmente George Russell, que sin hacer mucho ruido está asentando su posición como líder de Mercedes frente a Hamilton, que ya piensa en rojo.

Alonso y la decisión que no llega

Quien sabe lo que es ganar en Suzuka apunta a que es una carrera diferencial, y pocos más enamorados de la cultura japonesa que Fernando Alonso. Aunque ya quedan lejos los años de las constantes frases de autoayuda 'misterwonderfuleras' en las que el piloto asturiano se autoproclamaba samurái, no ha abandonado ni mucho menos su filosofía. Alonso es, de largo, el piloto que más ha tenido que luchar con las adversidades frente a la gran esperanza que suponía para sus seguidores.

Ahora mismo su cabeza está compartimentada. Cada vez que se ajusta el mono y el casco, sabe que tiene que dar lo mejor de sí para que Aston Martin vuelva a ser candidato a todo, si bien no depende solo de sí mismo sino también de que sus ingenieros puedan darle un arma en condiciones. Si el AMR23 fue una inesperada y dulce sorpresa, el AMR24 es, de momento, bastante menos competitivo de lo que fue su predecesor. Y todo ello, con el ambiente en torno a su futuro como una neblina que marca cualquiera de sus declaraciones o acciones.

En Aston Martin son conscientes del atractivo que supone Alonso para muchos equipos. No es casual que tanto Red Bull como Mercedes hablen públicamente del español como uno de sus candidatos a tener en cuenta (ni mucho menos el único), toda vez que él tampoco les cierra la puerta. Ya lo dijo en Australia y lo repetirá en Japón: tiene que tomar una decisión sobre si seguirá o no en la Fórmula 1, momento en el que se pondrá a pensar en sus opciones. Desde el equipo solo esperan que lo decida pronto, y para ello han prometido «hacerle la decisión lo más difícil posible», tanto en cuanto eso supondría que le han dado un coche competitivo.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios