Lewis Hamilton y Valtteri Bottas, tras la clasificación en Turquía. / umit bektas / afp

GP de Turquía

Hamilton, el mejor tiempo; Bottas, la pole

El británico fue el más rápido, pero su sanción de diez posiciones le da la pole a su compañero, con la mejor clasificación del año de Alonso, que sale quinto

DAVID SÁNCHEZ DE CASTRO

Se veía venir desde hace días, cuando Mercedes anunció que iba a sustituir el motor de combustión de Lewis Hamilton: iba a haber lío estadístico. El circuito de Estambul se adapta perfectamente a las condiciones del W12, y tanto el piloto como el equipo lo sabían. Si había que penalizar en un Gran Premio para poner un motor nuevo, este era el de Turquía.

Para minimizar daños y no tener que esperar una remontada heroica como la de Max Verstappen en Rusia necesitaba hacer lo de todos los sábados: intentar lograr la pole position, aunque realmente no le contara estadísticamente. Y vaya si lo ha hecho: solo se le ha escapado la tercera sesión de entrenamientos libres en lo que va de fin de semana. Y fue porque no quiso ni intentarlo, ya que la lluvia caída por la mañana dejó la pista totalmente húmeda y muy peligrosa, como para jugársela.

La lluvia que ya convirtió la carrera en Sochi en uno de los mejores finales de la temporada apareció de manera tímida durante la clasificación, lo que obligó a los pilotos y los equipos a tomar más precauciones de las normales. Nadie quería estrellarse en la sesión definitiva, especialmente porque podían aprovechar algún fallo. Es lo que hizo Mick Schumacher, que logró una épica clasificación para la Q2, algo que en Haas festejaron casi como si hubieran logrado la pole.

Fue por arriba donde hubo más discusión. Hamilton necesitaba hacer el mejor tiempo para que su penalización de diez posiciones se quedase en 'solo' un undécimo puesto en parrilla, y lo logró sin paliativos. Hasta tres intentos hizo en la Q3 el heptacampeón (que logró el séptimo título aquí en 2020), por delante de un Valtteri Bottas que, oficialmente, es quien ha hecho la pole. El finlandés saldrá con Max Verstappen a su lado como compañero en la primera fila, y su labor será la de siempre: intentar frenarle para, al menos, darle tiempo a Hamilton a que llegue a la parte alta cuanto antes. Todo lo que no sea sujetar al neerlandés retratará de nuevo al escudero de Mercedes y dará argumentos a quien pedía su cabeza ya desde hace tiempo.

La mejor clasificación de Alonso desde 2014

Estos días se está hablando mucho de 'El Plan', que básicamente es el proyecto de Fernando Alonso y Alpine para volver a ser campeones del mundo juntos. Ese plan implica dar el 'do' de pecho en cada ocasión que tengan, y la clasificación de Turquía lo demostró.

En unas condiciones complejas, con la pista húmeda -pero no mojada del todo- y fría, Alonso dejó muy claro que su trabajo por entender los neumáticos está dando sus frutos. Prueba de ello es la Q2, en la que Alonso rodó en un ritmo muy similar al del mismísimo Max Verstappen, que no tuvo su mejor sábado. Aunque al final clasificó sexto en la Q3, la penalización de Hamilton le permite auparse al quinto puesto de la parrilla, algo que no lograba desde Japón 2014. No sólo es su mejor puesto de parrilla en Alpine, sino también es mejor que cualquier posición de salida que las que consiguió en su segunda época en McLaren.

El quinto puesto de Alonso estuvo en el aire unas horas, ya que los comisarios no faltaron a su cita. El asturiano estuvo investigado por, supuestamente, no respetar las dobles banderas amarillas. Por una acción muy similar, a Vettel le cayeron cinco posiciones hace unas cuantas carreras, pero Alonso demostró que había aflojado su vuelta en cuanto vio las banderas. De hecho, fue tres segundos más lento. ¿Cómo es posible que los comisarios no lo vieran y requirieran la presencia del piloto para explicarse? Quizá las quejas públicas del español han provocado que ahora le miren con otros ojos.

Más allá de este incidente menor, Alonso tiene una oportunidad de oro. Con Carlos Sainz saliendo último y luchando por llegar a los puntos -la carrera se prevé en seco, así que es harto improbable que se le vea llegar al segundo puesto como a Verstappen hace dos semanas-, el español quiere aprovechar la tensión que van a tener los de arriba. Por delante de él 'solo' tiene a Bottas, Verstappen, Leclerc y Gasly, y durante la carrera todo puede pasar. Turquía es un escenario perfecto para ver adelantamientos, y el asturiano ya ha dejado su sello personal en muchas salidas este año. Si ya ha logrado la mejor clasificación desde Japón 2014, ¿por qué no pensar en que pueda alcanzar su primer podio desde Hungría ese mismo año?