Max Verstappen, en primer plano, durante el último Gran Premio de Italia. / Jennifer Lorenzini (Reuters)

La Fórmula 1 rompe su récord de carreras para 2023

La FIA confirma el calendario para la próxima temporada, con 24 grandes premios, que comenzará el 5 de marzo y acabará el 26 de noviembre

DAVID SÁNCHEZ DE CASTRO MADRID

El Consejo Mundial del Motor, el órgano de la FIA que decide la normativa y calendarios, ha confirmado el que compondrá el campeonato del mundo de Fórmula 1 de 2023 que, de un solo vistazo, ya tiene una gran novedad: está compuesto por 24 carreras, más que nunca en la historia.

La campaña 2023 será, si se cumplen las previsiones y no se cae ninguna carrera, la más larga y compacta de la historia. La entrada del Gran Premio de Las Vegas, penúltima cita del campeonato, y el regreso de carreras como China, ausente desde que comenzó la pandemia, o Catar, que tras su inclusión en 2021 y su ausencia en 2022 vuelve para las próximas diez temporadas, ha obligado a retocar varias citas ya clásicas. Una de ellas es el Gran Premio de España. De ser la habitual carrera que abría la llamada temporada europea a principios de mayo, se ha movido al primer fin de semana de junio, del 2 al 4. Además, es la carrera final de uno de los dos tripletes de grandes premios consecutivos que habrá el próximo año, tras las citas de Emilia Romaña (Imola) y Mónaco.

La próxima temporada de Fórmula 1 comenzará un poco antes, el 5 de marzo, en Baréin para continuar en Arabia Saudí dos semanas después. Con otro parón de catorce días se viajará a Australia para después regresar a China, un retorno que genera muchas dudas. El país asiático se quedó fuera de los últimos calendarios desde que estalló la pandemia y ahora está previsto que se vuelva allí, si bien no está aún claro que vaya a estar finalmente en el calendario. En cualquier caso, la FIA ya les ha reservado el hueco; en caso de que finalmente se caiga, los habituales con Turquía y Alemania a la cabeza están dispuestos a ser sus sustitutos.

Tras la cita de Azerbaiyán, se viajará de nuevo a Miami para la primera de las tres carreras en terreno estadounidense que habrá en 2023, con Austin y la nueva cita de Las Vegas que será la penúltima del año. De regreso dos semanas después de la carrera de Florida a Europa empezará el grueso del Mundial en el Viejo Continente, pero no será en España como antaño sino que, de nuevo, será en Imola. El Gran Premio de Emilia-Romaña abrirá la ronda continental que durará hasta pasado el verano, en territorio italiano también, con la cita del Gran Premio de Italia en Monza.

Entre medias, muchas novedades. No solo se ha movido el Gran Premio de España a junio, sino que también se ha adelantado el de Bélgica a antes del parón estival, para el 30 de julio. Este cambio ya ha generado cierto lío, ya que ese mismo fin de semana iba a albergar una de las carreras clásicas de la Resistencia, las 24 Horas de Spa, que ahora tendrán que moverse o bien renegociar. La madre de todas las citas de los sportprototipos, las 24 Horas de Le Mans, quedan libres de chocar con la F1 por primera vez en años. La FIA y la Fórmula 1 han tenido a bien llegar a un acuerdo para que el centenario de «la madre de todas las carreras» quede libre. ¿Habrá alguna inscripción sorpresa de algún piloto de F1 en el mítico circuito de La Sarthe?

Un calendario insostenible

Aunque la Fórmula 1 se empeña en buscar la sostenibilidad, el aumento de grandes premios desde hace años supone un serio problema logístico. Mientras el discurso oficial se llena de la búsqueda de la «huella de carbono cero» y de ser eficiente en términos medioambientales, los viajes aumentan año a año. El calendario de 2023 busca que esos trayectos sean los menos posibles, si bien se mantienen viajes de ida y vuelta entre Europa y América en mayo y junio, con las citas de Miami y Canadá entre Azerbaiyán y Emilia-Romaña y España y Austria respectivamente. Por lo demás, aunque se han reducido a dos los tripletes, sigue habiendo un serio conflicto con los miembros menos mediáticos de la F1.

Mecánicos, ingenieros anónimos, staff de comunicación… Todos ellos deberán pasar más de 250 días fuera de casa para seguir la caravana del gran circo por los cinco continentes. Las grandes estrellas de la F1, los pilotos, son cada vez más solidarios con ellos pero no pueden evitar sentirse ciertamente culpables al 'obligarles' a someterse a semejantes calendarios. El dato es demoledor: 2023 tendrá 52 semanas, de las cuales más de la mitad tendrán F1. Bueno para los aficionados, regular para los 'curritos'.

Temas

F1