Valtteri Bottas celebra su victoria en el podio. / Reuters

GP de Turquía

Bottas se reivindica y Verstappen vuelve a tomar la delantera

El finlandés sacó una victoria de prestigio sobre los hombres de Red Bull, que hicieron buena su labor de equipo

DAVID SÁNCHEZ DE CASTRO

Valtteri Bottas no se despedirá de Mercedes sin haber logrado una victoria en su último año con el equipo alemán, después de hacer buena su pole del GP de Turquía con una carrera que le salió perfecta. Al finlandés no le afectó que la pista estuviera mojada (aunque no llovió en condiciones) durante las 58 vueltas que duró la carrera, y supo gestionar perfectamente la presión.

Junto a él acabó en el podio un Max Verstappen que vuelve a colocarse líder del Mundial, con sólo seis puntos de ventaja sobre Lewis Hamilton, quinto en una prueba en la que no pudo llegar más arriba en buena medida por la labor de equipo del otro Red Bull. Sergio Pérez, que sumó su tercer podio en la escuadra de las bebidas energéticas con un tercero, demostró que puede ser el escudero perfecto para Verstappen si tiene su día. El mexicano sujetó a Hamilton lo justo como para obligarle a estirar su parada en boxes tanto que rozase la inconsciencia. Prueba de ello es cómo quedaron los neumáticos intermedios del heptacampeón, en las lonas. ¿Habría podido aguantar toda la carrera sin cambiar ruedas (al ser carrera en mojado sí se permite), como hizo Esteban Ocon? Nadie lo sabe, pero esta no era una carrera para tomar riesgos. Según está de igualada la pelea por el primer puesto de la general, bueno es un quinto seguro antes que un podio probable pero tomando muchos riesgos.

Hamilton minimizó la pérdida de puntos con una inteligente carrera en la que supo cuándo debía atacar y cuándo no. Apenas tardó 10 vueltas en situarse en el 'top 10', pasando por el camino a pilotos con demasiada adrenalina como para que adelantarles sea seguro, caso de Yuki Tsunoda, o para doblarles, caso de un Nikita Mazepin que una vez más no respetó las banderas azules y a punto estuvo de dar al traste con la actuación del británico.

Borrón en 'El Plan' de Alonso

La palabra más usada este fin de semana en torno a Fernando Alonso ha sido 'El Plan', ese meme-concepto en el que se resume la esperanza del piloto asturiano de volver a estar en lo más alto para 2022. Muchos se las prometían muy felices después de una clasificación que le permitía salir quinto, pero apenas duró 160 metros esa ilusión. Lo que tardó Pierre Gasly en embestirle.

Alonso entró por delante del francés en la primera curva, pero las condiciones de pista obligaban a tener un cuidado extremo que Gasly no guardó. El de AlphaTauri se abrió demasiado, pese a que el español le había dejado hueco, contactaron y el Alpine trompeó. De quinto en la salida a 17º en la curva 2. Adiós a sus opciones ya no de podio, sino de puntuar, en un carrera en la que no llovió (tampoco se secó del todo) y con pocas posibilidades para adelantar. Para más inri, bien por ese contexto complicado, bien por la sobreexcitación del accidente, Alonso se llevó por delante a Mick Schumacher y le destrozó a él también su carrera.

La FIA esta vez sí mantuvo un criterio unánime y, al igual que antes habían sancionado a Gasly por su incidente con Alonso, al español le cayeron cinco segundos por su choque contra Schumacher. No fue el día del español, que acabó más decepcionado que enfadado. 'El Plan' es a largo plazo. Hay margen para levantarse.

Reconocimiento para Sainz

Si la carrera de Alonso fue gris, la del otro español en pista fue brillante. Tanto, que se llevó por primera vez ese premio inane de ser nombrado 'Piloto del Día', por encima de hombres como Pérez (que también lo hubiera merecido) o el propio Bottas. El madrileño salió 19º (no último porque Daniel Ricciardo cambió su motor antes de la carrera) y de ahí al octavo puesto. Once puestos ganados, algunos sacando los codos como el de Sebastian Vettel por el décimo puesto (se llegaron a tocar ligeramente) y superando incluso un fallo en boxes. Sainz podría haber ganado un puesto más de no haber perdido más de seis segundos en su parada. Según explicó Mattia Binotto después de la carrera, el sistema automatizado de avisar a los mecánicos de que la parada en boxes se había completado no se activó y entre que se dieron cuenta y no se perdió ese tiempo.

Sainz culminó una carrera más que óptima que le permite mantenerse por delante de Leclerc en la general, aunque solo sea por medio punto. El madrileño, satisfecho por lo mostrado en Turquía, sacó rédito de una carrera que podría haber sido muy complicada.

Se acabaron las carreras en Europa, aunque estrictamente el circuito de Turquía está en la parte asiática del Bósforo. La próxima cita será en Austin, Texas, donde la Fórmula 1 vuelve después de dos años de ausencia. Visto lo visto, puede pasar de todo.