Max Verstappen, en lo más alto del podio en el circuito de Yas Marina. / afp

GP de Abu Dabi

Verstappen firma el adiós de 2022 con su 15ª victoria del año

El piloto neerlandés consigue su decimoquinto triunfo del año en la última carrera de Vettel en la Fórmula 1

DAVID SÁNCHEZ DE CASTRO Madrid

Max Verstappen puso este domingo el techo de victorias en una temporada en 15, después de imponerse en una razonablemente emocionante carrera en Abu Dabi. El neerlandés superó a Charles Leclerc, que se llevó el premio de consolación del subcampeonato del mundo, y a su compañero Sergio Pérez, que ha pagado una temporada más bien gris y no pudo culminar su sprint final con el segundo puesto de la general.

La última carrera de 2022 comenzó con cierta polémica entre Carlos Sainz y Lewis Hamilton. El español perdió inicialmente la posición con el británico, pero este, cuando se quiso defender, acabó cediendo su plaza por fuera de la pista. Los comisarios investigaron en dos sentidos: si el de Ferrari había echado al de Mercedes y si Hamilton había ganado posición por saltarse la chicane. El madrileño se libró de castigo, y al heptacampeón le advirtieron que cediese la plaza. Poco o nada le costó hacerlo, ya que iba de manera neta con mejor rendimiento… al menos a priori.

Y es que en ese salto que tuvo en los exteriores de la chicane algo se rompió en su W13. El rendimiento de Hamilton se hundió por momentos, hasta el punto de pasar de pelear por el tercer puesto a caerse del 'top 5' y sufrir para resistir en sexta posición. A su favor jugó que llegaron pronto las primeras paradas en boxes, por lo que pudieron reiniciar el sistema, pero ese coche no acabó de ir bien hasta que, a la postre, abandonó. Se confirma así uno de los peores años en cuanto a resultados de Hamilton, ya que es el primero de su carrera en F1 que cierra sin poles ni victorias.

Por detrás, la lucha tuvo a Fernando Alonso, Esteban Ocon y Sebastian Vettel como protagonistas. El tetracampeón, gran foco de atención por su despedida de la Fórmula 1, se jugó la estrategia a una única parada, lo que le hizo ceder mucho tiempo en las vueltas iniciales. Pero al menos él pudo despedirse de la F1 con el coche completo, independientemente de la posición. Alpine hurtó una imagen que hubiera sido histórica, la de los campeones del mundo despidiendo a uno de los componentes, del 'gran circo'.

Al fin se acabó el calvario

Ya lo advertía Alonso el sábado: tenían que intentar llegar a meta, si lo hacían. Lo que no esperaba es que una fuga de agua le privara de acabar la carrera. El asturiano fue advertido de que debía parar el coche porque habían detectado un problema en su motor. ¿Por qué querían conservar el motor en la última carrera del año, si no hace falta para nada? Nadie lo sabe, pero la realidad es que Alonso, al fin, se va de Alpine.

La sensación de que fue una ocasión perdida para Alonso ni siquiera decepcionó a los fans, ya que, como luego diría, ha sido el noveno o décimo gran premio en el que el equipo le ha fallado este año, aunque realmente haya sido 'solo' el sexto abandono. Esa fuga que podía haber afectado, o no, no evitó que el equipo acabara en cuarta posición del Mundial de constructores, algo que querían sobre todas las cosas. 'El Plan' ha fracasado de manera clara, pero este mismo lunes arranca 'La Misión'.

Tampoco fue un fin de fiesta de subidón para Carlos Sainz. El madrileño entró cuarto al final, ya que en esa lucha con Hamilton, tanto inicial como posterior, salió como vencedor. Se quedó corto y cierra así una campaña un tanto decepcionante y con aroma a paso atrás. Que sea para tomar impulso ante un eventual combate por lo más alto lo dirán los próximos meses. Sea con Mattia Binotto al frente o no, ya que cada vez hay más rumores sobre un posible cambio en la cúpula de la Scuderia.

La lucha por el subcampeonato

Mientras Verstappen se dirigía de manera inevitable hacia la 15ª victoria de la temporada, por detrás Charles Leclerc y Sergio Pérez se debatían el subcampeonato a cara de perro… estratégico. Y es que en Red Bull apostaron por una estrategia a dos paradas, por lo que en Ferrari prefirieron ir a una. Eso obligaba a Leclerc a defenderse en pista frente al mexicano, que iba a llegar en unas condiciones hipotéticamente mejores, pero en favor del monegasco jugaron dos factores.

Primero, la propia actuación de Leclerc. El monegasco fue advertido de la idea de Red Bull y sabía que tenía que conservar neumáticos en esas últimas vueltas por si acaso tenía que hacerse ancho en pista. Ir a una parada perjudicó sus opciones, pero en Ferrari esta vez salió de cara la moneda. El 'estratego' funcionó… con mucha suerte. Y es que Leclerc cedió un tiempo imprescindible cuando estaba remontando al toparse con dos doblados. La diferencia cuando Pérez atrapó a Leclerc no fue suficiente y se tuvo que conformar con el tercer, e insuficiente, puesto en carrera. Checo Pérez, sin embargo, no perdió la plata en esta carrera, ni en Brasil. Si Verstappen le hubiera dejado pasar en Interlagos tampoco hubiera sido suficiente para adelantar a Leclerc en la clasificación.

La temporada 2022 puso su broche final con la emotiva despedida a Vettel, que con un escueto décimo puesto cerró así una carrera de leyenda. El epílogo de este año lo pondrán los test de este lunes, con varios pilotos estrenándose en sus nuevos equipos. Incluido Alonso, que afronta con ilusión su nuevo reto.

Alonso: «Será un 2023 con mucha más suerte»

«El motor... una vez más», se resignaba el bicampeón del mundo, que ya sabe que no va a tener que soportarlo más. «Creo que perdía agua, y me mandaron parar. Es un poco el resumen del año. Hemos ido más o menos rápido todas las carreras, todo el año, pero creo que son seis abandonos... en Australia que el coche se rompió en la crono... en Austria que ni arrancó en el sprint race... en Canadá que me quedé sin batería...», recordó, antes de poner más alto el listón de abandonos. «No son solo seis abandonos, son nueve o diez», señaló. Lo mejor de que acabe esta etapa es que ahora empieza una nueva, más ilusionante para el asturiano y que comienza este mismo lunes con los test. «Con ilusión de mañana hacer el asiento, empezar un nuevo proyecto, que es ilusionante. Será un 2023 con mucha más suerte», concluyó Alonso.

En el caso de Carlos Sainz, aunque el madrileño no logró un podio para rematar la temporada, estaba contento por lo obtenido en esta campaña. Su segundo año en Ferrari ha sido también el de su primera pole y su primera victoria, lo que ha sido clave para ayudar al equipo a lograr sus metas. «Era el objetivo. Al final era cerrar el año con el segundo puesto de constructores y el segundo puesto en pilotos y lo hemos conseguido muy bien. La verdad es que como equipo tenemos que estar contentos», se congratuló el madrileño, haciendo piña con los de Ferrari.

Respecto a su año, ha ido de menos a más, y eso se nota en el ánimo con el que acaba. «Tengo ganas del año que viene. Esta segunda mitad de la temporada he ido mucho más cómodo y mucho más rápido con el coche. Con esta base que tengo ahora, sé que podemos trabajar sobre ella para comenzar el año que viene con fuerza», deseó el español, que aún tiene por delante el último test del año en este mismo circuito.

Temas

F1