Carlos Sainz, en el circuito de Bakú. / EFE

GP de Azerbaiyán

Sainz no se baja del podio y Alonso rebrota en Bakú

El mejor viernes para los españoles en lo que va de temporada deja al piloto de Ferrari tercero y al de Alpine sexto

DAVID SÁNCHEZ DE CASTRO Madrid

El primer día de trabajo del GP de Azerbaiyán dejó un resultado que, de repetirse el domingo, daría alas a la afición española y a los que van en el barco de los que quieren creer en un progresivo pero inexorable fin de ciclo de Mercedes. Con los Red Bull como referentes, Carlos Sainz colocó su SF21 en tercera posición de la tabla de tiempos tanto por la mañana como por la tarde, demostrando lo que el segundo puesto de Mónaco desveló: la adaptación del español a Ferrari está más que conseguida.

Rápido a una vuelta y en tandas largas, Sainz cuajó una jornada de viernes perfecta. Las intrincadas calles de Bakú dejaron algún susto, como una derrapada que le hizo rozar un muro, aunque sin mayores consecuencias. La búsqueda de esos límites le costó algo más caro a su compañero, Charles Leclerc, que se dio contra el muro y tuvo que volver a boxes con la consecuente pérdida de tiempo. ¿Nervios en el monegasco por tener a Sainz tan fuerte? Ni mucho menos, si bien si comete un error de estos en carrera lo pagará muy caro.

Pese a las buenas sensaciones, Sainz llamó a la calma. «Hemos ido más rápido de lo esperado pero también es cierto que he tenido un par de rebufos en mis vueltas buenas, mientras que en la tandas largas no hemos podido ver claramente el ritmo por lo que la imagen completa quizás no sea tan clara», advirtió, antes de asegurar que no son tan rápidos como en Mónaco. «Red Bull lo es en tandas cortas y largas, así que hay que trabajar a ver si encontramos un poco más de tiempo por vuelta», afirmó.

No le falta razón en colocar a los monoplazas de las bebidas energéticas al frente. Primero Max Verstappen y luego Sergio Pérez -el dominio del viernes fue suyo-, mientras que los Mercedes o bien se taparon o realmente tienen muchísimos más problemas de los que les gustaría. Ni Lewis Hamilton ni Valtteri Bottas llegaron al 'top 10', en un extraño viernes que hace sospechar que realmente se están guardando para sorprender el sábado como han hecho otras veces. La diferencia es que aquí su rendimiento a una vuelta no fue bueno, pero sí en tandas largas. Hamilton rodó en tiempos similares a los Red Bull con el tanque de combustible lleno, lo que augura una extrema igualdad para el domingo. Bottas no, pero de él poco se puede esperar.

El mejor viernes de Alonso

Tras las dudas suscitadas en Mónaco y la sensación creciente de que este iba a ser un año mucho más complicado de lo previsto, Fernando Alonso dejó un viernes que invita al optimismo sobre sus opciones. Pese al asterisco que hay que poner a los Mercedes, el asturiano ha culminado unos libres en el 'top 10' en sus dos sesiones, primero séptimo y después sexto, con buen ritmo con cualquiera de sus neumáticos y con buenos datos en sus lecturas.

Quizá lo más importante para él es que pudo superar sobradamente a Esteban Ocon. El francés, sobre el que ya hay rumores de renovación en unos días, no pudo batir esta vez al español, aunque poco premio es este si no es capaz de repetirlo en la clasificación de este sábado.

Pase lo que pase, para Alonso fue una jornada óptima para arrancar el fin de semana. «Ha sido un viernes positivo para nosotros y es bueno volver a pilotar en Bakú. El coche fue bien de inmediato en los Libres 1 y no jugamos demasiado con la puesta a punto. Probamos algunas combinaciones de neumáticos sólo para comprender las necesidades de todo el fin de semana y gracias a eso obtuvimos algunos datos valiosos. En general, fue un buen comienzo, pero sabemos que hay otras áreas de rendimiento que aún debemos mejorar», señaló, después de casi 50 vueltas en total en toda la jornada.

Alonso aspira a los puntos como objetivo clave. Después de dos carreras seguidas fuera del 'top 10' y mal sabor de boca general, es consciente de que antes del gran salto de calidad que se espera para Francia sería un golpe de moral serio conseguir entrar entre los 10 primeros de la parrilla del domingo. Para ello tendrá que mejorar notablemente este sábado, algo que de momento es su punto flaco.