Borrar
Fernando Alonso rueda en el circuito de México el pasado fin de semana EP
Brasil, el último sprint antes de las tracas finales
GP de Brasil

Brasil, el último sprint antes de las tracas finales

Interlagos, un trazado que siempre deja buenas carreras, albergará la última cita del año bajo un formato que permite alguna sorpresa · Alonso y Sainz, entre los candidatos a brillar

David Sánchez de Castro

Jueves, 2 de noviembre 2023, 10:58

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La temporada 2023 se está haciendo más larga de lo que su ya de por sí extenso calendario apunta, y aunque queda muy poco en juego, más allá de ver si Sergio Pérez sostiene el subcampeonato o se confirma que va a ser incapaz de hacerlo pese a tener el mejor coche de la parrilla de largo. La labor de los pilotos pasa no solo por sumar puntos de cara a sus cuitas personales, sino en desarrollar diferentes piezas pensando ya en 2024, una campaña que está a la vuelta de la esquina y que, pese a la estabilidad normativa que no permitirá grandes evoluciones, aún puede exprimirse más.

Pese a todos estos factores que podrían hacer de la antepenúltima carrera del año un funcionarial día más en la oficina, esta se disputa en uno de esos trazados que aún revuelven las mariposas en los estómagos de los aficionados. El Autódromo José Carlos Pace de Interlagos, en Brasil, es de esos que tiene un hueco preferente en la retina de los aficionados y también de los pilotos. Escenario de algunas de las resoluciones más emocionantes de la historia de la Fórmula 1, véase 2007, 2008 o 2012 por citar solo algunas del presente siglo, este fin de semana además contará con el formato 'sprint', lo que permite de nuevo que los tres días tengan algo de acción que contar y no se pierda el viernes en una sopa sosa sin fideos con ritmos de carrera, pruebas con neumáticos que no interesan a casi nadie y vueltas irrelevantes que ni siquiera sirven a los pilotos.

Por última vez en esta temporada se verá una clasificación el viernes, una sprint el sábado y una carrera el domingo en la que se pretende un objetivo por parte de todos los pilotos, excepto él mismo: que Verstappen no gane. El dominio que está ejerciendo el piloto neerlandés, ya con el tricampeonato confirmado desde hace un mes, es tal que muchos aficionados empiezan a mirarle mal no tanto por ser un villano perfecto (que lo puede llegar a ser, según el prisma con el que se le mire) sino porque pone en riesgo el propio entretenimiento.

Las alternativas a Verstappen, no obstante, son escasas. La primera debería ser su compañero Sergio Pérez, pero se ha mostrado incapaz durante toda la temporada y no menos lo va a estar ahora en México. Lewis Hamilton dio una gran lección en México el pasado domingo, pero aún parece estar un punto por detrás. La irregularidad de McLaren tampoco les coloca como grandes favoritos, mientras que Ferrari, el único equipo hasta el momento que ha roto el dominio pleno de Red Bull, tampoco parece llegar en su plenitud. Y, aunque lo estuviera, de la Scuderia se puede esperar lo mejor y lo peor en cualquier momento.

Alonso necesita un golpe de fortuna

Las opciones españolas pasan por un Carlos Sainz que en México se quedó a un paso del podio, pero que tiene muy buenas sensaciones para Interlagos. Su recuerdo aquí no puede ser más grato, ya que fue en este circuito donde logró su primer podio en la Fórmula 1, aunque no lo celebró en el momento porque lo vivió después tras la sanción a Lewis Hamilton. Desde entonces ha pasado mucho, y un Sainz mucho más maduro tiene un doble objetivo este fin de semana, que se resume en un único reto: aumentar la brecha con su compañero Charles Leclerc, al que ya saca 17 puntos, y desempatar con Fernando Alonso, igualados actualmente con 183 puntos. El madrileño, gracias a su victoria en Singapur, es 4º.

Alonso, que tuvo por momentos el subcampeonato prácticamente atado, se encuentra en un momento crítico. Suma dos abandonos en las últimas dos carreras y solo 15 puntos desde el podio de Zandvoort en agosto. El hundimiento del español es tal que peligra seriamente su 5ª posición del mundial, acechado por Lando Norris, con 169 puntos, y Leclerc, con 166. Incluso podría pasarle George Russell, que tiene 151.

Su objetivo en Brasil no puede ser otro que sumar y, con un buen golpe de suerte, volver al podio. La lluvia puede ser su aliada o su gran enemiga, ya que el siempre convulso clima carioca puede hacer que el agua caiga tanto el viernes como el sábado y el domingo. Otro asunto es que Aston Martin sea capaz de darle un coche a la altura, algo que parecen haber olvidado en apenas unos meses.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios