A Toyota le sobran motivos para homenajear al Yaris

Nada menos que 20 años han transcurrido desde que el icónico Starlet cedió el testigo a un bisoño Yaris, que no solo ha sido capaz de dar continuidad al éxito de la marca en el segmento B, sino que ha alcanzado cotas impensables, como defenderla en uno de los terrenos más exigentes del automovilismo, el Mundial de Rallies, obteniendo el título de Constructores este fin de semana pasado.

AYTHAMI ALONSO / LAS PALMASD DE GRAN CANARIA

Dos décadas dan para mucho, y de aquel lejano 1998 han sucedido infinidad de acontecimientos en la vida de un modelo del que a día de hoy se han fabricado más de tres millones de unidades, lo cual es sinónimo de indudable éxito.

Del tímido Yaris que vio la luz en el Salón del Automóvil de París de 1998 se ha ido evolucionando hacia un utilitario cada vez más expresivo, que en la tercera generación actual adopta la característica “X” cruzando el frontal, si bien uno de los hitos más significativos fue el lanzamiento de la versión híbrida en el verano de 2012, convirtiéndose en el primer utilitario que utilizaba esta tecnología.

Yaris Y20

Como conmemoración del lanzamiento del Yaris, y coincidiendo con los dígitos del año en cuestión, Toyota acaba de poner a la venta una serie limitada de 1998 unidades, cuya denominación es “Y20”, de las cuales 200 vendrán al mercado español.

Esta primera hornada tendrá el dorado como color de carrocería, al igual que el Yaris originario, pero con la diferencia de que el actual combina el techo en negro. El resto de unidades Y20 que se produzcan fuera de la edición limitada estarán disponibles únicamente en tres combinaciones de color de carrocería bitono exclusivas de esta versión: plata, blanco perlado, o negro como color principal, y un nuevo acabado gris oscuro para el techo.

Este color gris oscuro sirve de inspiración para otros elementos de carrocería como las llantas de 16” mecanizadas de diez radios, además de algunas pinceladas en molduras laterales, parrilla y carcasas de los retrovisores. Igualmente distintivos son la antena tipo aleta de tiburón, los cristales traseros oscurecidos y un emblema especial Y20 en el portón del maletero.

En el habitáculo se repite el recurso del gris oscuro, que da color a la consola central, inserciones del volante y una tapicería de tela a cuadros. Los ribetes de las rejillas de ventilación, los altavoces y los indicadores, así como las inserciones de la palanca de cambios, presentan un acabado cromado brillante que, junto a las alfombrillas negras con ribetes plateados y el emblema Y20 en el cuadro de instrumentos y los respaldos de los asientos, potencian la sensación de exclusividad del interior.

Yaris GR Sport

El pasado año, Toyota hizo un primer guiño a su equipo de competición Gazoo Racing con el lanzamiento del Yaris GRMN (Gazoo Racing Master of Nürburgring), inspirado en la versión WRC y equipado con un motor 1.8 litros sobrealimentado de 210 CV.

Ahora llega una versión más civilizada en cuanto a prestaciones: GR Sport, que supone el inicio de una línea deportiva dirigida a los entusiastas del automovilismo, como anteriormente fueron las versiones TS (Toyota Sport). A nivel conducción, el Yaris GR Sport se caracteriza por unas reacciones más vivas y respuesta más directa al volante, para lo cual monta amortiguadores Sachs Performance y una barra estabilizadora maciza, en vez de hueca, con el fin de aportar mayor rigidez al tren delantero, lo cual además permite rebajar la altura de carrocería en 11 mm. A nivel mecánico está propulsado por la unidad híbrida 1.5 de 100 CV y cambio por variador continuo.

Estéticamente lo primero que salta a la vista son las llantas de 17” con neumáticos 205/45-R17, similares a los del Yaris GRMN, lo cual es una declaración de intenciones. El techo es del tipo bitono en negro, e incorpora antena aleta de tiburón y alerón.

Cuenta además con molduras en negro piano en las puertas, parrilla de panal de abeja en tono negro, retrovisores con carcasas negras y molduras negras en torno a los faros antiniebla. Los grupos ópticos delanteros son específicos e incluyen detalles negros en el interior. También equipa de serie lunetas traseras oscurecidas, con emblema GR en el portón del maletero.

En cabina, la influencia Gazoo Racing es claramente visible, con asientos deportivos con anagrama GR y tapicería en Ultrasuede negro, que contrasta con el blanco de las costuras y las inserciones. Cuando el conductor pulsa el botón de encendido, el display TFT central lo recibe mostrando el logotipo GR. A fin de transmitir sensaciones de deportividad, Yaris GR Sport está equipado con el mismo volante de tres radios y pequeño diámetro que Yaris GRMN, herencia de GT86.

El aspecto deportivo del interior queda potenciado por el guarnecido negro y el acabado cromado brillante de la palanca de cambios y el marco de las rejillas de ventilación, así como los altavoces de las puertas. El toque final lo dan las alfombrillas negras con ribetes plateados y emblema GR.

Toyota Yaris, Campeón del Mundo de Rallies 2018

La temporada 2018 del WRC (World Rally Championship) será recordada como una de las más apasionantes de la historia, pues tres pilotos (Sébastien Ogier, Thierry Neuville y Ott Tanak), y tres marcas (Toyota, Ford y Hyundai) llegaban a Australia, última cita del certamen, con posibilidades de hacerse con el título.

Finalmente sería el galo Ogier (Ford Fiesta WRC) quien se haría con el cetro de pilotos, mientras Toyota lograba hacer lo propio en el apartado de Constructores, gracias a la victoria absoluta del finés Jari-Matti Latvala en la cita australiana, lo cual es un logro a destacar, pues Toyota se ha hecho con el preciado entorchado de Marcas tan solo dos años después de haber reingresado al WRC tras una ausencia de 17 temporadas.

La fiabilidad del Yaris WRC, su robustez, la mejor unidad propulsora y su capacidad de ser competitivo en asfalto, tierra y nieve han hecho posible volver a ver a Toyota en lo más alto de una especialidad tremendamente competitiva y exigente como el Mundial de Rallies.

Y es que para Toyota, la competición es pieza fundamental en su estrategia de crear siempre vehículos cada vez mejores.