Medio siglo de una gesta memorable

20/04/2019

Este sábado 20 de abril se cumplen 50 años del cierre de la temporada 1968-69, en la que la UD quedó subcampeona de Liga. Aquel equipo dirigido por Luis Molowny puso un listón sin igual en la historia del club gracias a una generación de futbolistas eternos en la memoria colectiva.

Hubo un tiempo en el que la UD despertaba admiración y respeto por todos los campos de Primera por su fútbol preciosista, estilo inconfundible y resultados inapelables. Hasta tal punto llegó su ebullición que en la temporada 1968-69 peleó por el campeonato liguero, un hito sin igualar del que ahora se cumplen cincuenta años y que ayuda a dimensionar a sus protagonistas. Un 20 de abril de 1969 se cerraba aquella campaña en la que el equipo entonces dirigido por Luis Molowny únicamente quedó por detrás del Real Madrid en la tabla clasificatoria. La gesta constituye uno de los grandes capítulos en la historia del club, que en agosto conmemorará su setenta aniversario.

Una de las grandes peculiaridades que engrandecieron a aquellos jugadores, infatigables en su esfuerzo y prestaciones, fue que Molowny utilizó únicamente catorce futbolistas a lo largo de todo el calendario. Con un once tipo que todos recitaban de memoria (ver gráfico inferior), el recordado técnico también recurrió a Aparicio, Niz y Lo para refrescar a sus habituales. Y es que quitarle el sitio a los Guedes, Tonono, Castellano, Germán o Mamé León era un imposible.

Juan Trujillo, presidente, y Jesús García Panasco, el eterno director general, fueron los arquitectos fuera del césped de una UD que, medio siglo después, sigue siendo la mejor de todas.