Balonmano: Rocasa Gran Canaria

Mbengue: «Aún sigo sin creérmelo»

    Cargando reproductor ...
16/04/2018

Tras sellar el pase del Rocasa Gran Canaria a la final de la Challenge Cup con un golazo, Sayna hace balance de la temporada y derrocha ambición para los retos que aún quedan por cumplir.

- ¿Cómo vivió la vuelta de la semifinal ante el Zagreb desde dentro de la cancha?

- El partido ante el Lokomotiva fue increíble. Hubo muchos nervios y altibajos durante el encuentro. Me alegra muchísimo que este equipo tenga la oportunidad de seguir soñando con ganar otra final europea. En la primera parte se nos complicó mucho todo, luego nos pusimos cinco arriba y, al final, cuando todo el mundo pensaba que estaba ganado, las chicas del Lokomotiva no se rindieron. Son muy buenas y se nos fue el partido de las manos. Nos fuimos a tiempo muerto perdiendo de uno y al final se pudo conseguir.

- Perdían por un tanto, el empate a 25 les valía y entonces, a menos de un minuto para que se acabara todo, llegó su momento.

- No me lo podía creer. Si te digo la verdad, no tenía fe en poder meter ese gol. Es un lanzamiento casi imposible. Nunca se suele meter y, realmente, a pesar de ir con todas, no tenía mucha confianza. Cuando vi que el balón entró me volví loca. El entrenador y las compañeras me arroparon y me felicitaron mucho.

- Pese a tener menos experiencia que otras compañeras, su entrenador confió plenamente en usted para el lanzamiento.

- Fue Antonio Moreno quien me dijo que tirara yo. Siempre suelen disparar jugadoras con más envergadura, que les de más visión a la hora de ejecutar bien el lanzamiento, por la barrera y demás. Cuando me eligió a mí pensé: madre mía, no me lo puedo creer. ¿Lo tengo que lanzar yo? Y al final salió la cosa bien y pudimos meternos en la final.

- Ya el Rocasa Gran Canaria sabe lo que es ganar la Challenge Cup, ¿cómo afronta el equipo esta nueva final europea?

- Realmente, aún no conocemos muy bien al rival. Sabemos que es un equipo con mucha entidad, tiene potencial e iba perdiendo de cinco goles en la ida y en la vuelta fue capaz de remontarlos, así que creo que va a ser un partido muy complicado. Tendremos que estar metidas y concentradas para poder volver a conquistar el título.

- Tras derrotar al vigente campeón, conociendo su potencial, ¿se llega con más confianza?

- La verdad es que sí. Venimos de hacer un gran partido. Hemos vencido al vigente campeón y eso, quieras o no, es un plus para los dos partidos que nos quedan.

- Además, se vengaron del Lokomotiva, que ya les eliminó en el pasado por la mínima.

- Hace dos años nos eliminaron por un solo gol, como ha pasado esta vez a la inversa. Se cambiaron los papeles y la suerte fue a favor nuestra. Y esto nos motiva, jugamos un buen partido. Ahora tenemos las energías renovadas y mentalmente estamos fuertes. Estamos muy contentas, no nos esperábamos terminar la semifinal de esta manera.

- Encima, el pase a la gran final se produce en casa, delante de todos los aficionados.

- Es un enorme placer poder darle una alegría a toda esa gente que viene cada sábado a vernos jugar en casa y que nos anima hasta el final.

- Ahora, a por el Lublin polaco para ser campeonas de Europa.

- Intentaremos conseguir la mayor renta posible en el primer partido, aprovechando que es en nuestra casa, para que, aún perdiendo en Polonia, podamos llevarnos el título a Gran Canaria. Esa podría ser la clave. Hacerlo bien en el primer partido, restaría nervios y tensión para afrontar la vuelta fuera de casa.

Mbengue: «Aún sigo sin creérmelo»

- Una temporada para no olvidar, debut y doblete con la selección española absoluta incluído.

- Si nos llevásemos la Liga y los títulos que nos quedan hasta ahora, sería la mejor temporada que he tenido hasta ahora. Estaría muy contenta. Cuando llegas a la selección y juegas con tus referentes, para mí es único. Además, cuando llegas, siendo la más joven, estás muy nerviosa, pero, la verdad es que todas me trataron súper bien y pude aprender mucho de ellas. Te enseñan, te aconsejan. Hacen que todo sea muy sencillo.

- ¿Qué le dijo su familia tras el partido?

- Mi familia estaba eufórica. Ellos son de los que me suelen grabar cada vez que salgo por la televisión. Desde pequeña, cuando era muy mala (ríe a carcajadas), quise quitarme del balonmano y fue mi madre la que me dijo que no lo hiciera, que siguiera probando. Yo pensaba que no era lo mío. Pero mi familia ha estado siempre. En parte ha sido gracias a mi madre que, desde que iba a verme cuando era muy pequeña, y me ponía nerviosa porque no me la pasaban, me seguía alentando para que siguiera jugando. Y he llegado hasta aquí gracias a mi madre.

- ¿Qué le deparará el futuro?

- Me gustaría quedarme aquí, el Rocasa me está abriendo muchas puertas en mi carrera deportiva y estoy muy feliz aquí. Probablemente, el año que viene, siga en Gran Canaria. Además, quiero terminar mis estudios.