Espectacular triunfo de las teldenses en su estreno liguero, firmando un partido muy completo. / BM Morvedre

El Rocasa Gran Canaria arrolla al Morvedre en el arranque liguero

El nuevo proyecto teldense se mostró muy serio en defensa y letal en ataque

EFE Sagunto (Valencia)

El Rocasa Gran Canaria arrolló al Balonmano Morvedre por 24-32 en el primer partido de la Liga Guerreras Iberdrola en Valencia, en el que el nuevo proyecto canario se mostró muy serio en defensa y letal en ataque para comenzar la temporada con una gran victoria.

Los primeros minutos estuvieron marcados por un intercambio de golpes en el que el Rocasa mantenía una pequeña ventaja sobre las visitantes con unas acertadas Seynabou Mbengue y Chiara Spugnini, con dos goles iniciales de cada una mientras que el Morvedre, con algunas dificultades, respondía.

Pero, a partir del minuto once (3-5), las canarias, que crecían desde la defensa con seguridad, hicieron muestra de su velocidad con contraataques rápidos y decididos que las valencianas eran capaces de impedir.

El Morvedre comenzó a atascarse y el equipo de Robert Cuesta aprovechó el bloqueo de las valencianas en ataque, por lo que entrenador del equipo saguntino, Vicent Sos, paró el tiempo en el minuto trece para intentar cambiar la dinámica del encuentro (3-7).

Las teldenses, con un resultado de 5-13 a falta de diez minutos, agrandaban cada vez más la brecha ante un Morvedre no estaba acertado en los lanzamientos y cometía muchos errores no forzados. Aunque las valencianas parecían reaccionar con los goles de Matilde Tisato y Caterina Benedetti, el Rocasa cerró la primera mitad con una ventaja de siete goles (10-17).

Tras el descanso, el conjunto canario no bajó la intensidad y continuó desquiciando en ataque al Morvedre, que intentaba recortar distancias con un ataque más pausado, pero los errores en las recepciones y los pases les condenaban, llegando a tener el Rocasa una máxima ventaja de nueve goles.

Las canarias, guiadas en ataque por Spugnini y Mbengue, con nueve goles cada una, junto a las grandes paradas de Navarro y Palomino, lograron ganar en el primer partido de liga por un resultado de 24-32.