Rivales con un mismo sueño

El 2 de junio a las 20.30 horas la Gallera del López Socas volverá a ponerse su mejor traje para acoger la velada Boxeo de Diamantes, en la que destaca el combate amateur en la categoría de peso semipesado, que disputarán Iván Medina (Life 4 Sport) y Jacinto Hormiga (Jet Canarias).

Kevin Fontecha
KEVIN FONTECHA

En una esquina del ring se encontrará Iván Medina, natural de Las Rehoyas, mientras que en la otra estará Jacinto Hormiga, de Bañaderos. Las expectativas puestas en estos dos jóvenes son muy altas y ambos prometen «estar a la altura». CANARIAS7 estuvo con los boxeadores que han pasado hace poco de junior a élite a sus 19 años y que se enfrentarán en la velada.

Este combate brillará con luz propia. Una disputa que para nada será eclipsada por enfrentamientos como los que van a ofrecer profesionales como Pluto o Aramis. Hormiga y Medina están capacitados para dar un paso al frente en el mundo del boxeo y ambos entrenan diariamente con el objetivo de «pasar de boxeadores amateurs a profesionales». Su juventud y ambición van a marcar tanto su futuro como su destino. La disciplina y el sacrificio tienen un valor añadido en este deporte, y a estos púgiles les sale por los poros.

Durante la entrevista, se percibe el buen ambiente que reina entre ambos, a pesar de que la semana que viene van a estar lanzándose puñetazos a rabiar. La nobleza del boxeo embellece este deporte. El respeto y la disciplina que se inculca desde que se empieza a entrenar forja unos valores basados en la honradez. Y, aunque a veces se tenga una imagen equívoca del boxeo, que cada vez tiene mayor magnitud en cuanto a su seguimiento, solo hay que fijarse en cómo el que pierde el combate, reconoce la superioridad de su vencedor y al día siguiente se vuelve a preparar para poder ganar su próxima pelea.

Asimismo, el púgil de Las Rehoyas saltará al cuadrilátero «con unos amuletos que tenía su abuela», como hace en cada combate en busca de esa fuerza y esa suerte para encontrar la senda de la victoria. Su rival, Jacinto Hormiga, que representó a España en el Campeonato de Europa sub-22 de Rumanía con la mala fortuna de fracturarse la nariz durante los primeros golpes de la pelea, se acuerda de «la familia y los amigos» cada vez que se pone los guantes. «Tengo un recuerdo muy agridulce del Europeo, todos los días entrenando mañana y tarde, salté a pelear y en el primer minuto sufrí la fractura. No pude ni medirme», lamentó el de Bañaderos.

Ambos comparten objetivo a corto plazo: llegar al Campeonato de España y hacerse con la medalla de oro. Sin duda, este combate es un buen argumento para encarar el largo camino que deben recorrer si quieren optar por la medalla más valiosa. Con Ali como «referente», su deseo compartido es el de «convertirse en profesionales y tener un largo recorrido» dentro del mundo del boxeo.

Cuando salten al cuadrilátero y empiece la pelea cada uno luchará por hacerse con la victoria, contentando los 900 aficionados que se esperan en las gradas. «Estoy preparado y con muchas ganas», destacó Hormiga. Medina, por su parte, afirma que llega en muy buena forma y espera «hacerlo lo mejor posible».