Triple bloqueo amarillo en una acción del encuentro. / CV Guaguas

Voleibol

El CV Guaguas se aferra al liderato con un triunfo sin paliativos ante Unicaja

Los hombres de Sergio Miguel Camarero se imponen con un incontestable 3-0 que les permite mantenerse en lo más alto de la Superliga

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

Partido de día grande, de clásico con mayúsculas el que se disputaba esta tarde en el interior de la mítica Roca, un Centro Insular de Deportes que volvía albergar un partido oficial del CV Guaguas, que recibía a un Unicaja Costa de Almería con hasta 6 ex ahorradores en sus filas, para añadir un poco de picante a un partido de los que crean afición por el voleibol.

Un duro remate de Palharini servía para abrir las hostilidades, pero el Guaguas respondía con la misma moneda con un poderoso hachazo de Kukartsev que reflejaba fielmente lo que faltaba por ver en el CID en la tarde de hoy.

El partido no terminaba de encontrar un dominador claro, siendo constantes las alternancias en el marcador, entre dos colosos frente a frente, que no regalaban nada a su oponente, con una recepción casi perfecta a ambos lados de la red que hacía que cada punto costara conseguirlo, un auténtico suplicio.

Con Matt Knigge al saque el Guaguas lograba abrir una pequeña brecha de 3 puntos superado el ecuador del primer asalto, con Hage y Moisés Cezar dominando la ofensiva local en la red.

Unicaja apretaba los dientes y redoblaba esfuerzos en defensa para intentar evitar el despegue de un Guaguas que comenzaba a tomar el control del set, con un juego agresivo y dinámico que de momento les mantenía por delante en el electrónico (17-15).

El Guaguas no lograba romper el partido, con un Unicaja que se aferraba a la efectividad en el remate de Palharini, Fornés e Iribarne para mantenerse en el partido, contrarrestando el poderío anotador de Hage, Kukartsev y Moisés Cezar que obligaban a Berenguel a solicitar un tiempo muerto con 22-19 en el electrónico.

La receta del técnico almeriense sin embargo no surtía su efecto y Matt Knigge y Moisés Cezar catapultaban a los grancanarios con un muro infranqueable que obligaba al técnico visitante a volver a congelar el tiempo con 24-20 en el electrónico, en un intento de evitar claudicar en el primer asalto, pero un nuevo misil tierra aire de Kukartsev finiquitaba la primera manga para los insulares (25-21), colocando el 1-0 en el marcador.

Hage y Kukartsev marcan las diferencias

El Guaguas arrancaba con ventaja en el segundo cuarto, gracias a un error en la red de Palharini, pero Colito sacaba su brazo a pasear para igualar la contienda, reanudándose la guerra sin cuartel entre ambos contendientes, sin un dominador claro del asalto.

Unicaja se resistía a los ataques del Guaguas que metía la directa con Hage, Kukartsev y Cezar imparables en la red, encontrando respuesta en Colito, Palharini e Iribarne, en un duelo igualado pero en el que los amarillos mantenían un pequeño colchón de 3 puntos para mantenerse por delante en el marcador, obligando a Berenguel a detener el tiempo con 17-14 en el marcador.

La receta de Berenguel surtía el efecto deseado por el almeriense y Camarero tomaba el relevo de los tiempos muertos con un 19-18 en el electrónico, para reajustar a su equipo y cortar el cambio de dinámica de los ahorradores, en un duelo de pizarras que se reflejaba en la pista.

Los amarillos tomaban buena nota de las consignas de su técnico, liderados en ataque por Kukartsev y Hage que se convertían en una pesadilla para sus ex compañeros, tirando de un Guaguas que volvía a imponerse en el parcial por un claro 25-20 (2-0), que reflejaba la superioridad de los de Camarero hasta el momento en el partido.

La igualdad volvía a hacer acto de presencia en el arranque del tercer acto, con la necesidad del Unicaja apremiando a los de Berenguel que necesitaban sumar un punto para no caer por la vía rápida ante los grancanarios.

El Guaguas sacaba a relucir su mejor recepción, liderados por un espléndido Ale Fernández para contrarrestar las embestidas ahorradoras con Pascal e Iribarne contrarrestando la efectividad de Hage y Almansa en ataque, manteniéndose el equilibrio en el marcador (7-7).

Los de Sergio Camarero endosaban un nuevo parcial de 5-0 que amenazaba con dinamitar el set y por ende el partido con Matt Knigge y Kukartsev sembrando el terror en la red con sus mortíferos remates que obligaban a Berenguel a detener el partido con un 12-7 campeando en el marcador del CID.

El tiempo muerto parecía no afectar a los insulares que secaban el arsenal ofensivo de los verdes y metían la directa hacia un nuevo triunfo parcial definitivo de un Guaguas que sacaba a relucir su licencia para soñar, en su regreso a la élite del voleibol español, obligando a Berenguel a detener el tiempo con un abultado 16-8 en el marcador.

Unicaja intentaba reaccionar pero el Guaguas olía la sangre de su presa y apretaba en ataque para imponer un ritmo infernal hasta la victoria final en el tercer set por un arrollador 25-16, que les daba la victoria final por 3-0, la segunda del curso, para mantener el liderato por segunda semana consecutiva.

Ficha técnica del partido

CV Guaguas: Paulo Renan, Jorge Almansa (5), Matt Knigge (7), Pablo Kukartsev (20), Guilherme Hage (16), Moisés Cezar (10), Alejandro Fernández (L). También jugaron: Javier Sánchez y Stefano Nassini.

Unicaja Costa de Almería: Fran Iribarne (15), Miquel Fornés (7), Augusto Colito (9), Marlon Palharini (11), Alejandro Vigil, Ignacio Sánchez (1), Mario Ferrera (L). También jugaron: Jean Pascal Diedhiou (3), Alberto Villarreal y Carlos Jiménez.

Parciales: 25-21, 25-20 y 25-16.