El Rocasa, supercampeón de España

El Rocasa Gran Canaria se proclamó campeón de la Supercopa de España al imponerse al Mecalia Atlético Guardés por 26-28.

EFE / VIGO

El Rocasa Gran Canaria conquistó su primera Supercopa de España después de derrotar por 26-28 al Mecalia Atlético Guardés, al que doblegó con merecimiento gracias a una excelente defensa, la dirección de María González y los goles de la dupla Trojaola-Lusson -dieciséis entre ambas-.

El sistema 6-0 ordenado por Antonio Moreno, con Lusson y Mbengue en el centro y María González y Haridian Rodríguez en los penúltimos, se le atragantó en el arranque al vigente campeón de Liga, que tardó diez minutos en marcar su primer gol en jugada.

El ataque gallego fue incapaz de encontrar espacios entre el muro amarillo. Y cuando lo hizo apareció Silvia Navarro para evitar su gol. La internacional española echó el cerrojo a su portería en el primer tiempo con ocho paradas.

Ese excelente rendimiento defensivo estuvo acompañado de un ataque fluido, de mucha calidad. El Rocasa demostró tener bien estudiado a su rival. Buscó constantemente el juego con su segunda línea y los cruces para evitar la defensa abierta del Atlético Guardés.

Antes del minuto diez el entrenador del equipo gallego, José Ignacio Prades, ya había pedido su primer tiempo (1-4, min.8). De poco sirvió. El Rocasa era un vendaval y su ventaja continuó creciendo. Sobrepasado el ecuador del primer acto Prades paró de nuevo el choque. Su equipo estaba seis abajo (5-11, min.16).

Buscó el técnico del Atlético Guardés corregir los desajustes defensivos con una doble mixta sobre María González y Lisandra Lusson. No le dio mal resultado, aunque el problema de las gallegas seguía en ataque. El Rocasa dobló a su rival en el electrónico a falta de ocho minutos para el descanso (6-12).

Con la tranquilidad del resultado, Moreno movió el banquillo por primera vez -dio minutos a la central croata Slavica Schuster en ataque y a la argentina Manuela Pizzo en defensa-. Y su equipo, coincidiendo con una exclusión de Trojaola, se atascó en ataque. Un sólo gol en cinco minutos de las insulares dio vida al Atlético Guardés (10-14, descanso).

Prades ordenó en el inicio una defensa individual sobre María González que hizo daño al Rocasa, incapaz de encontrar a Haridian Rodríguez en los seis metros, con Lusson y Mbengue bien defendidas en los laterales. El Atlético Guardés su puso a tres (12-15, 15-18). Los más de 1.500 aficionados apretaban desde la grada. Pero en inferioridad por una exclusión de Pizza, el conjunto canario le endosó un parcial 0-2 que le devolvió la tranquilidad (15-20, min.40).

Casi a la desesperada, las gallegas buscaron engancharse al choque con un juego eléctrico, demasiado por momentos. Sus pérdidas de balón eran un balón de oxígeno para el Rocasa. Trojaola mantuvo el nivel en el extremo; María González se exhibió en la dirección; y Lusson sacó a relucir de nuevo su potente brazo.

El partido parecía sentenciado (17-24, min.43). El Rocasa se relajó y, casi sin darse cuenta, el Atlético Guardés se puso a cuatro (21-25). Faltaban ocho minutos. Moreno aguantó sin pedir tiempo muerto. Una parada de Silvia Navarro y otro gol de Trojaola calmaron a su equipo. La Copa estaba asegurada, pese a que su rival siguió remando (23-26, min.57).

- Ficha técnica:

26 - Mecalia Atlético Guardés: Carratu, Urban (2), Cerqueira, Sempere (1p), Inés Hernández (1), Naiara Egozkue (7,3p) y Estela Doiro (1) -equipo titular- Marta Méndez (1), Mendoza (1), Kurchankova (2), Anthia Espiñeira (6), Gutiérrez (2) y Carla Gómez (2).

28 - Rocasa Gran Canaria: Silvia Navarro, Trojaola (8), María González (4), Lusson (8,4p), Mbengue (4), Haridian Rodríguez y Falcón (4) -equipo titular- Dara Hernández (ps), Pizzo, Schuster y Risco.

Marcador cada cinco minutos: 1-2, 1-4, 5-9, 6-12, 8-12, 10-14 (descanso); 14-17, 15-20, 17-24, 19-25, 21-26 y 26-28.

Árbitros: Merino Mori y Moyano Prieto. Excluyeron a Sempere, Naiara Egozkue y Carla Gómez por parte del Atlético Guardés, y a Lusson, Trojaola, Pizzo y Mbengue por parte del Rocasa.

Incidencias: Partido correspondiente a la final de la Supercopa de España disputado en el pabellón municipal de As Travesas ante unos 1.700 espectadores.