El helicóptero que halló el cuerpo sin vida de Hilaree Nelson. / efe

Tragedia

Encuentran muerta a la alpinista y esquiadora estadounidense Hilaree Nelson en el Manaslu

Capitana del equipo internacional The North Face, desapareció el lunes cuando descendía esquiando junto a su compañero, Jim Morrison

COLPISA Madrid

La alpinista estadounidense Hilaree Nelson (49 años), la primera mujer en hollar la cima de dos 'ochomiles, el Everest y el Lhotse en 24 horas, fue encontrada muerta este miércoles, dos días después de desaparecer en el Manaslu (8.163 metros), la octava montaña más alta del mundo, situada en Nepal. Hilaree Nelson, regresaba al campo base en un descenso en esquí tras una «cumbre exitosa» en el Manaslu junto a su pareja, Jim Morrison, cuando se cayó por una grieta de unos 25 metros de profundidad. Su compañero fue quien dirigió este miércoles en un helicóptero las operaciones de rescate para intentar encontrar el cuerpo de Hilaree Nelson.

Considerada una de las mejores alpinistas y esquiadoras de montaña del planeta, Hilaree Nelson recibió en 2018, tras realizar el primer descenso en esquí del Manaslu, el premio de Aventurero del Año de National Geographic. Sin embargo, el pasado jueves, solo cuatro días antes de sufrir su fatal accidente en la misma montaña, llegó a reconocer en sus redes sociales que no se encontraba «tan segura» en el Manaslu como en anteriores expediciones. El mismo día de su desaparición una avalancha que afectó a los campos 3 y 4 del Manaslu mató a un guía nepalí e hirió a otra docena de personas.

El cuerpo sin vida de Hilaree Nelson fue encontrado en una ladera, a unos 6.000 metros de altura. La famosa alpinista norteamericana, capitana del equipo internacional The North Face, comenzó su carrera deportiva en el esquí alpino, pero abandonó esta disciplina atraída por las montañas. Tras enlazar el Everest y el Lhotse en 2012, seis años después también fueron ella y su compañero los primeros en descender con esquíes del Lhotse (8.516m). Hace diez años una avalancha que arrasó los campos 2 y 3 también tiñó de luto el Manaslu, uno de los 'ochomiles' más seguros. Entonces perdieron la vida once alpinistas, entre ellos, el español Martí Gasull.