Luis Casimiro: «Empieza a aflorar la preocupación»

13/04/2018

A falta de siete jornadas para la conclusión de la fase regular, el Herbalife Gran Canaria, que acumula cuatro derrotas en los últimos cinco duelos, genera dudas en plena carrera por el Playoff. Su entrenador, Luis Casimiro, incidió en la necesidad de «mantener el ritmo del partido durante los 40 minutos».

Sin margen de error ante un calendario que se aprieta, con mucho en juego para estar en las eliminatorias por el entorchado de la máxima competición nacional. El Herbalife Gran Canaria, octavo clasificado con 15 victorias y 12 derrotas, recibirá mañana (11.30 horas) al UCAM Murcia, séptimo con el mismo balance que los claretianos, tras acumular cuatro derrotas en los últimos cinco compromisos, lo que ha propiciado que el conjunto dirigido por Luis Casimiro haya pasado en el último mes de competición de coquetear con las posiciones que dan derecho a disputar el Playoff como cabeza de serie a estar en la frontera entre disputarlo o no.

«Empieza a aflorar la preocupación de que tenemos que sumar porque cada vez quedan menos oportunidades. No puede llegar a atenazarnos porque resulta que tenemos que hacer el mismo trabajo de siempre, salir al 200%, con la mayor intensidad y esfuerzo posible. Lo único que tenemos que hacer es desarrollar nuestro trabajo a la mayor intensidad posible, lo hemos hecho muchísimas veces», analizó ayer el preparador manchego.

En los últimos enfrentamientos el Granca ha recibido 92.6 puntos de media de sus rivales que han condenado muchas de sus opciones de mirar hacia arriba. «Es importante reducir el número de puntos del rival y eso se puede hacer de muchas maneras, no perdiendo tantos balones, cargando más el rebote ofensivo... No hablamos solo de defensa. Venimos de que echamos en falta esos 15 puntos de Eriksson. En el corto plazo no es determinante, pero en el largo sí es un poco más agudo», analizó.

«Somos los mismos que ilusionábamos con ser cabeza de serie, estamos peleando el Playoff con el average cogido al Valencia, Andorra y Fuenlabrada, y recibimos a Murcia. Estamos mentalmente preparados y debemos volver a ser nosotros mismos, a hacer el mejor trabajo posible durante el mayor número de minutos, para ser más sólidos», argumentó.

Además, Casimiro aseguró que es un encuentro de «doble valor» ante una escuadra de Ibon Navarro «muy directo», que venció en Murcia y defiende también el average en la isla (84-78).

«Están jugando con mucha intensidad. El mayor peligro es su rebote ofensivo, son el mejor equipo en rebote de ataque de la Liga y les está ayudando mucho a ganar partidos», dijo.

Asimismo, el alero sueco Marcus Eriksson, quien se recupera de una fractura en el hueso grande de su muñeca derecha, ultima su puesta a punto para reincorporarse al plantel amarillo. «Si tira de tres, no llega. Todavía no tiene flexión en la muñeca ni la fuerza. Está pendiente de su evolución y no podemos forzar porque tiene molestias aún. Daríamos por bueno que la próxima semana pudiera entrenar con el equipo y llegue a Sevilla», señaló sobre los plazos marcados para el retorno del exterior escandinavo.