Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este domingo 14 de julio
Lisandra Lussón anuncia su retirada profesional

Lisandra Lussón anuncia su retirada profesional

Fin de carrera profesional. Lisandra Lussón decide poner punto y final a su carrera profesional como jugadora de balonmano. Lo hace tras defender cuatro temporadas seguidas los colores del Rocasa Gran Canaria y con 34 años de edad.

CANARIAS7 / Las Palmas de Gran Canaria

Lunes, 27 de abril 2020, 17:55

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La jugadora internacional cubana del Rocasa Gran Canaria comunicó a principios de temporada a la directiva del equipo teldense que su intención inamovible era que esta fuera su última temporada como jugadora profesional de balonmano, poniendo el punto y final a cuatro hermosas campañas luciendo la elástica del equipo amarillo, con el que ha conquistado una Liga Guerreras Iberdrola, 2 Copas de la Reina, 2 EHF Challenge Cup y 2 Supercopas de España.

Lisandra considera que físicamente ha llegado el momento de decir adiós a su carrera profesional como jugadora de balonmano, para poder emprender otro camino profesional, con nuevos retos apasionantes, en los que el Rocasa Gran Canaria le desea la mejor de las fortunas tanto a nivel personal como profesional.

Tanto el club como la jugadora separan sus caminos tras 4 campañas brillantes en las que ambos han ido de la mano tanto en los momentos buenos como en los momentos malos, si bien Lisandra sabe que «siempre tendrá su casa en el Pabellón Insular Antonio Moreno», según el comunicado emitido por la entidad isleña.

El mismo comunicado recoge palabras de la internacional en su despedida, donde afirma que «estas cuatro temporada que he pasado en el Rocasa Gran Canaria han sido muy importantes y muy bonitas para mí».

«Desde el primer día que llegué a la Isla he tenido la oportunidad de conocer a personas excepcionales, que siempre me han ayudado en todo momento y me han hecho la vida y mi profesión mucho más fácil de lo que podía haberme imaginado. En este tiempo he hecho grandes amistades y he conocido a grandes personas tanto dentro como fuera del balonmano y es algo a lo que en mi vida le doy una gran importancia», añade.

Recuerda además Lussón que «llegué a la Isla con ciertos miedos porque no sabía muy bien que era lo que me iba a encontrar, ya que era mi primera experiencia profesional lejos de mi Cuba natal y gracias a mis compañeras y a los miembros del staff técnico y directivo del club, que siempre han estado apoyándome en mi día a día, pude avanzar y crecer como jugadora y como persona».

«He tenido la oportunidad de conseguir ganar títulos, que es algo que a todo deportista le gusta y en mi caso, el haber podido hacerlo con el Rocasa Gran Canaria creo que me ha ayudado a crecer también como persona y a mejorar como jugadora, porque me ha permitido ponerme metas a mí misma, cumpliendo muchas de ellas gracias a ese trabajo diario, siguiendo las consignas marcadas por mis entrenadores - Carlos Herrera y Roberto Santana - y por el presidente, Antonio Moreno, al que también tuve la gran fortuna de tener como entrenador en mi paso por el equipo», asevera.

Palabras emotivas hacia sus compañeras.

«Tener la oportunidad de jugar y competir junto a jugadoras de la talla de María González, María Luján, Almudena, Mela, Tiddara, Silvia Navarro, con quien además he tenido el privilegio de poder compartir habitación con ella, con Paula, con Yacaira..., son jugadoras con las que he forjado lazos indisolubles para siempre, con las que he vivido buenos y malos momentos que no voy a olvidar nunca jamás. Conservo como un tesoro todas las fotos que tengo con ellas, todos los vídeos que sirven de testigo de todas las cosas locas que hemos hecho durante estos años inolvidables», destaca la cubana.

«Ganar títulos es importante, porque es algo que queda como una impronta en la historia del club y de la competición, pero lo más lindo que me llevo son todas las compañeras con las que he compartido vestuario durante estas cinco temporadas, con los entrenadores, con las amistades que he forjado durante este tiempo, con la gente del deporte a la que he tenido la fortuna de conocer, con las madres de los cadetes y juveniles que siempre nos daban su apoyo incondicional independientemente del resultado que obtuviésemos en cada partido y eso es lo importante y lo que me llevo», valora.

«Me voy muy contenta y sabiendo que tengo una familia para siempre en el club Rocasa Gran Canaria y en las Remudas, de personas que siempre me han apoyado y lo seguirán haciendo de manera incondicional», finaliza.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios