La última ofrenda de Jonathan Viera

30/10/2019

El mediapunta grancanario espera «dejar la mayor cantidad de puntos posibles» antes de poner rumbo a China para defender la elástica del Beijing Guoan. «Quiero ganar el máximo de partidos», asevera, con gran ambición, el de La Feria

Como si nunca se hubiera marchado de Gran Canaria. Su amor siempre prevalece. El amarillo le puede y no lo esconde. «Mi sueño sería volver una vez más para intentar ascender al equipo. Es el único sueño que me queda a nivel profesional», aseveró Jonathan Viera delante de las cámaras de LaLiga Santander. Este es su equipo, su casa, su hogar.

El atacante isleño, que prometió intentar «dejar la mayor cantidad de puntos posibles» antes de poner rumbo a China en el próximo mes de enero para defender los intereses de su club, el Beijing Guoan, lamentó, haciendo un ejercicio de autocrítica, haber tardado tanto en madurar: «Cuando veo a los chavales, pienso que, si tuviera su edad y con la cabeza que tengo ahora, podría haber llegado a más de lo que he conseguido», expuso.

En tanto en cuanto a su última salida de Las Palmas, Viera defendió que era la mejor opción a nivel personal y también para el club: «Me he ido dos veces, pero la que más me costó fue la última. Sinceramente, ya pensaba que iba a acabar aquí. La del Valencia tenía 20 años y la cabeza era diferente. En esta última me fui en una situación complicada, pero era una oportunidad muy buena para mí y para el club. Decidimos que era lo mejor y me tuve que marchar», dijo el mediapunta grancanario. Asimismo, entiende a los seguidores que cuestionaban su cesión: «La opinión del aficionado estaba claro que iba a ser muy dura. Si me iba, la gente pensaba que iba a ser difícil salvarse. Hablé con el club e iba a ser lo mejor. Entiendo las críticas, yo hubiera pensado lo mismo si hubiese sido un aficionado», explicó.

«Yo empecé a subir aquí con 16 años», comentó. «Esto ha cambiado mucho. Ahora tenemos una ciudad deportiva acorde a lo que es el club. Han aprovechado muy bien las instalaciones y el espacio. Yo he estado en muchos sitios y los canteranos de aquí tienen algo diferente. Fuera se hacen futbolistas antes que aquí, pero aquí hay algo muy especial que es el juego de la calle», dijo.

«Yo siempre se lo digo al presidente: para traer un jugador de fuera y pagarle tanto, tiene que ser muy superior a lo que hay en casa. Si no, no me lo traería. Está claro que es difícil jugársela con un chaval de 16 años, pero ya han visto que las veces que han apostado ha salido bien», matizó sobre Pedri González, ahora con la sub-17 jugando el Mundial, que ha sorprendido a todos.