Fútbol: UD Las Palmas

La reválida de Edu Espiau: contra la maldición de las segundas partes

12/07/2019

El delantero centro, ya con ficha en el primer equipo, busca convencer a Pepe Mel. El verano pasado fue de los más destacados en pretemporada y una operación de apendicitis lo dejó casi tres meses en el dique seco y lo mandó directamente al filial. En el club confían plenamente en su velocidad y olfato goleador

El verano pasado se quedó a las puertas. Y no porque no lo mereciera, sino por un imprevisto. Una apendicitis que retrasó todavía más su subida definitiva a la primera plantilla de la UD. Convenció a Jiménez y se ganó un sitio, pero el dolor en su apéndice no cesó y tuvo que operarse. Una operación que le mantuvo casi tres meses en el dique seco. Eso hizo que volviera al filial y, tras golear con Las Palmas Atlético, Edu Espiau (19-12-1994), ya con ficha profesional, trata de ganarse la confianza de Pepe Mel en Barranco Seco.

La competencia en la punta del ataque es dura y Espiau lo sabe, pero no piensa aflojar el pie del acelerador para hacerse un hueco entre Rubén Castro y Sergio Araujo. En el club hay muchas expectativas puestas en el delantero centro grancanario y, pese a que en diciembre cumplirá los 25 años, consideran que tiene aún bastante margen de mejora. Ayer, con la lupa de Mel acechando, conectó con la portería con una facilidad pasmosa. Además, físicamente es uno de esos atacantes privilegiados. Espigado y veloz, podría aportarle a la Unión Deportiva la opción de jugar al espacio, con balones a la espalda de los zagueros. Ahí es donde mejor se desenvuelve Espiau. Y fue una de las cosas que más echó en falta la temporada pasada el conjunto amarillo. Con todo, y teniendo la tranquilidad de saber que ya tiene dorsal, el ariete isleño quiere aprovechar la oportunidad para refutar la maldición de que las segundas partes nunca fueron buenas.

La reválida de Edu Espiau: contra la maldición de las segundas partes

El curso pasado tan solo pudo fusilar la portería rival en cinco ocasiones. Disputó un total de 29 partidos, acumulando 2.025 minutos, y fue fundamental, pese a que su bajo número de goles, para conseguir la permanencia en la categoría de bronce del fútbol español. De hecho, en el penúltimo encuentro de la campaña, donde Las Palmas Atlético se jugaba la vida y el descenso a Tercera División, Espiau anotó un doblete para destrozar al Unión Adarve y dejar más de media salvación en el Anexo. Luego el filial grancanario empató a cero en casa del Atleti B y logró mantenerse en Segunda División B.

Enchufado y entonado de cara al gol en la Ciudad Deportiva de Barranco Seco, Edu quiere estrenarse esta campaña que arrancará el fin de semana del 17 y 18 de agosto en al categoría de plata del fútbol español. Lo tiene entre ceja y ceja y se puede apreciar en cada uno de sus entrenamientos. Es el primero en sudar y el último en aflojar el ritmo. La oportunidad que se le presenta es inmensa y no quiere fallar.

Además, con la más que posible marcha del ariete checo Pekhart, que aún tiene un año más de contrato con la Unión Deportiva pero no entra en los planes de Mel, sería, salvo que se fiche un punta contrastado en Segunda División, el tercer delantero del equipo.

De momento, y a falta de empezar a disputar los amistosos, Espiau se conforma con golear a sus compañeros Josep, Vallés y Benito del Valle en los entrenamientos en la nueva ciudad deportiva. Este podría ser su año y Pepe Mel ha demostrado no temblarle el pulso a la hora de apostar por la cantera.