Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este viernes 19 de julio
María Vasco, primera medallista olímpica del atletismo femenino español ep
María Vasco

«Me costó un tiempo asimilar que era la primera atleta española que ganaba una medalla»

Ruth Beitia charla con María Vasco, primera medalla olímpica femenina del atletismo español en 20 kilómetros marcha

Ruth Beitia

Domingo, 18 de julio 2021

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La marcha ha sido la disciplina pionera para el atletismo español en los Juegos. En Moscú'80, Jordi Llopart logró la primera de plata en los 50 kilómetros marcha, y 20 años después fue María Vasco quien obtuvo ese maravilloso privilegio en los 20 kilómetros marcha en Sídney con su bronce.

- ¿Qué recuerdas de esa carrera?

- No tengo la sensación de que hayan pasado 20 años. Tengo intacto ese recuerdo de llegar a meta, cuando me dicen que voy bronce, cuando me cuelgan la medalla... Cuando cumpla 70 años será igual porque lo guardo en la cabeza y en el corazón.

- ¿Te sientes más pionera ahora que entonces?

- ¿Sabes qué ocurre? No fui consciente de lo que había conseguido. Me costó un tiempo asimilar que no había hasta entonces ninguna medalla olímpica en el atletismo femenino. No fue fácil llevar esa responsabilidad.

- Antes de Sídney te planteaste dejar la marcha... ¿Qué fue lo que te volvió a ilusionar?

- Que lo llevo en las venas. Nací con ello. Es algo que llevas dentro y vuelves a ello.

«Mis mejores triunfos llegaron cuando me dí cuenta de que mi mayor rival era yo misma»

- Hubo un antes y un después de esa medalla. Comenzaste a lograr grandes triunfos. ¿Cambió tu mente? ¿Descubriste entonces lo gran atleta que eras?

- Maduré deportivamente y como persona. Logré esa medalla con 23 años, luego llegó el Mundial de Edmonton y quedé quinta. Para el país era una porquería y para mí fue muy importante. Luego hubo ocasiones en que acudía muy bien entrenada y fallaba en la competición. Tuve que empezar otro tipo de preparación que consistió en creer en mí. En 2006 falleció mi padre y me dije 'o sacas todo lo que tienes dentro o no tiene sentido seguir en el atletismo'. Me di cuenta de que mi mayor rival era yo misma.

- Rebobinemos un poco. Eres de Viladecans, como Valentí Massana, Maricruz Díaz, Reyes Sobrino ¿Qué tiene Viladecans?

- ¡Tiene mucha marcha! Ha salido muchísima gente en marcha, teníamos un profesor que daba Educación Física en el colegio, y a los niños los ponía a marchar, y ese fue el comienzo. Yo no salí de ahí, lo mío fue un caso diferente, yo me enamoré de la marcha por televisión, viendo un campeonato.

En cinco Juegos

- Atlanta, Sídney, Atenas, Pekín... Alguna vez pensaste que estarías en unos Juegos. ¿Cuándo nació tu sueño?

- Y Londres. Estuve en cinco Juegos. Y cada uno fue muy diferente. Los atletas somos como el vino, maduramos y aprendemos con los años. En Atlanta tenía 18 años, fueron unos Juegos que no me gustaron. Sídney fue todo lo contrario, en Atenas me costó mucho llegar en forma. Poco antes de Pekín me lesioné y eso me separó de las medallas, aunque lo luché hasta el final, y aguanté hasta el kilómetro 18 y medio. Quedé quinta con récord de España. Me costó mucho preparar los Juegos de Londres con 38 años. No llegamos al estadio olímpico, pero fue alucinante marchar por Hyde Park, quedé décima pero soy diploma olímpico por los positivos.

- ¿Cuándo nació el sueño olímpico?

- Con 12-13 años iba a campeonatos del mundo de categoría superior y empiezo a soñar con los Juegos. Y fui a cinco.

«No borraría nada de mi pasado. De lo que me he equivocado he aprendido»

- 5, 10, 20 kilómetros marcha. ¿Te hubieras atrevido con 50?

- Probablemente sí, porque si algo soy es tozuda. Cuando pusieron el 20 di gracias porque el 10 se me quedaba corto. Soy anti 50 porque me parece una distancia muy exagerada.

- ¿Qué le dirías a aquellos y aquellas que empiezan y quieren ser como María Vasco?

- Que disfruten, que lo hagan porque ellos quieran. Mis padres nunca me prohibieron nada, aunque sufrieron porque veían que era muy duro, que hagan lo que les apasione, que sueñen con ello, y que aprovechen los valores del deporte.

La enseñanza de la pandemia

- ¿Qué es lo que te ha aportado el atletismo?

- Sigo siendo la misma mujer que empezó con diez años, no me han cambiado las medallas. Todos somos iguales, no somos mejores que nadie, te pueden valorar, pero nada más. El atletismo me ha enseñado a luchar, sufrir, me ha dado el compañerismo, amistades. Y me ha enseñado a saber ganar y saber perder.

- ¿Y esta terrible pandemia?

- A saber llevar todo con más calma, que se puede salir, que tenemos que ir todos a una. A tener una disciplina, mucha gente se ha tenido que reinventar y ha salido reforzada, y eso me ha ayudado para saber por dónde quiero seguir.

- Si tuvieras que elegir entre una goma, para borrar algo de tu pasado, o un lápiz para continuar escribiendo la historia de tu vida...

- Yo sigo escribiendo. No voy a borrar nada, porque de lo que me haya equivocado, he aprendido.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios